Martes, 21 Noviembre, 2017

            

La Policía Nacional auxilia a un hombre que había caído entre las rocas de un acantilado

El hombre se encontraba herido y los policías llegaron hasta él Junto con el servicio de Bomberos de Motril evacuaron al accidentado hasta ponerle a a salvo.

Foto: Archivo GD


image_print

Agentes de la Policía Nacional en Motril, procedieron en días pasados al rescate de un hombre en la localidad costera de Calahonda, en concreto en una escarpada zona de acantilados de la conocida Playa de la Higuera, donde, según relato del protagonista de los hechos, cayó cuando se encontraba practicando la pesca en esa zona.

El hombre, en un momento dado, resbaló y se precipitó hacia las rocas del acantilado, causándose por ello múltiples heridas y contusiones que le impedían levantarse y salir de la zona, hecho que los agentes policiales comprobaron cuando bajaron a rescatarle para salvaguardar la vida del ciudadano.

Todo se desarrolló cuando una llamada a la sala de coordinación del 091 de la Comisaría de Motril alertaba que una persona se encontraba herida en una zona de acantilados de Calahonda y que se requería auxilio ya que este hombre se encontraba herido, inmóvil y en mal estado.

De forma inmediata se personó una dotación policial en el paraje conocido como Playa de las Higueras, zona rocosa de acantilados, y pudieron comprobar que, efectivamente, un hombre se encontraba tumbado entre las rocas y solicitaba auxilio manifestando que estaba muy dolorido.

Los policías no lo pensaron dos veces y decidieron acceder por las rocas escarpadas hacia la zona en que se encontraba esta persona, que requería auxilio inmediato.

Tras sortear las dificultades orográficas del terreno, llegaron hasta el accidentado, quien les manifestó su estado y los pormenores de su caída.

El hombre se encontraba inmóvil, herido, magullado y no tenía sensibilidad en piernas y brazos. Asimismo la rápida presencia de bomberos de Motril y servicios de emergencia, junto con los agentes de Policía Nacional, permitió que esta persona pudiera ser evacuada de la zona y trasladada en ambulancia hasta un hospital de la localidad, no sin antes haber experimentado situaciones de riesgo, ya que los policías y bomberos debieron subir en camilla al accidentado con gran riesgo de su propia vida e integridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *