Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

La policía espera a la mejoría de la mujer agredida por su esposo en el Zaidín para tomarle declaración

Todo apunta a que se trata de un nuevo caso de violencia de género, aunque no existían denuncias previas, pero la Policía Nacional, que investiga el caso, no descarta otras causas

La mujer continua ingresada en Traumatología


image_print

La Policía Nacional está a la espera de la mejoría del estado de salud de la mujer presuntamente agredida por su esposo en la vivienda que ambos compartían en el barrio del Zaidín, en Granada, para tomarle declaración por lo sucedido, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

La mujer, de 67 años, está siendo operada este martes en la mandíbula, por el servicio de cirugía maxilofacial del Hospital de Traumatología, una intervención que no es grave y por la que después pasará a planta, donde se recuperará de esa y otras lesiones, consistentes en varias fracturas, según han indicado a Europa Press fuentes sanitarias.

Una vez que esté en condiciones, la Policía prevé tomarle declaración para que les informe de lo ocurrido, que derivó en que su marido se arrojara al vacío desde el quinto piso de su vivienda, en el número 30 de la Avenida de Cádiz, en el populoso barrio del Zaidín.

Todo apunta a que se trata de un nuevo caso de violencia de género, aunque no existían denuncias previas, pero la Policía Nacional, que investiga el caso, no descarta otras causas.

Los hechos se desencadenaron cerca de las 2,00 horas de la madrugada de este lunes, cuando los vecinos del matrimonio alertaron al 091 de que estaban escuchando gritos de auxilio de una mujer, en el quinto pisos de un edificio situado en el número 30 de la Avenida de Cádiz.

Los agentes se trasladaron entonces al lugar y, una vez allí, escucharon un fuerte golpe, el provocado por el hombre al tirarse por el balcón de su vivienda, desde un quinto piso. Los policías se acercaron a la vivienda del matrimonio y les abrió la puerta la mujer, ensangrentada y malherida, que les informó de que había sido agredida por su marido, al parecer cuando se encontraban en el dormitorio, con la barra de una cortina.

Entonces, trasladaron a la herida hasta el Hospital de Traumatología para que fuera tratada de sus múltiples heridas y fracturas, mientras que los servicios sanitarios confirmaban la muerte de su marido, que fue instantánea.

El matrimonio vivía solo y tiene una hija que vive en Tenerife y había pasado por malos momentos desde que su otro hijo se mató en accidente de moto hace doce años. El hombre, al parecer, estaba deprimido en los últimas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *