Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

La Policía detiene a dos personas tras el atentado de Mánchester, elevando a 11 el total de arrestados

En un escueto comunicado, las autoridades han indicado que el arresto ha tenido lugar en el área de Cheetham Hill, al norte de Gran Mánchester, durante una redada en una vivienda

Foto: EP
EP


image_print

La Policía de Mánchester ha informado este sábado de que durante la madrugada las autoridades han procedido a detener a otras dos personas por su presunta implicación en el atentado que tuvo lugar el lunes a última hora de la noche en el pabellón Manchester Arena, en el que murieron 22 personas y 116 resultaron heridas.

En un escueto comunicado, las autoridades han indicado que el arresto ha tenido lugar en el área de Cheetham Hill, al norte de Gran Mánchester, durante una redada en una vivienda.

Para entrar en la vivienda, ha explicado la Policía, han tenido que llevar a cabo una “explosión controlada”. Los dos detenidos, ambos varones, tienen 22 y 20 años.

En total, trece personas han sido detenidas en conexión con la investigación, si bien de estas, dos –un varón y la única mujer arrestada– han sido liberadas sin cargos. Los otros once siguen bajo custodia policial para ser interrogados.

La Policía no ha aclarado la posible relación de los detenidos con el terrorista suicida, identificado como Salman Abedi, aunque sí que ha dado por confirmado que formaba parte de una “red” y no actuó solo. La organización terrorista Estado Islámico asumió el martes la autoría de los hechos.

Por otra parte, el hermano menor del supuesto terrorista, Hashem Abedi, y el padre de ambos, Ramadan Abedi, han sido detenidos en la capital libia, Trípoli, por sus supuestos vínculos con Estado Islámico, según un portavoz de una fuerza antiterrorista local consultado por la agencia de noticias Reuters.

La familia Abedi es de origen libio, aunque los padres de Salman y Hashem emigraron a Reino Unido huyendo del régimen de Muamar Gadafi. El terrorista de Mánchester había nacido en Reino Unido, sin que por el momento estén claros los detalles de su posible radicalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *