Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

La Policía de la Junta denuncia 168 infracciones tras la inspección de 24 establecimientos públicos granadinos

Los agentes han levantado 14 actas de denuncia por irregularidades, la mayoría contra salones de celebraciones y discotecas



image_print

La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha detectado 168 infracciones a la normativa vigente en materia de establecimientos públicos tras las inspecciones realizadas en 24 locales granadinos.

La Consejería de Justicia e interior ha llevado a cabo estas actuaciones en el marco de la campaña específica de vigilancia policial 2014-2015 que los agentes de la Unidad adscrita han iniciado en el mes de diciembre y que se prolongará hasta finales de enero de 2015, con especial incidencia en los fechas previas a la navidad para garantizar la seguridad en la numerosas fiestas que se organizan durante estos días.

Hasta el momento, la Policía de la Junta ha levantado un total de 14 actas de denuncia en las que a menudo concurren varias irregularidades como no presentar la documentación sobre titularidad, aforo y horario o el seguro de responsabilidad civil.

Las principales infracciones detectadas en los establecimientos con aforo igual o superior a 700 personas son carecer de servicio de seguridad privada, deficiencias leves en materia de protección contra incendio o en las vías de evacuación y no presentar seguro de responsabilidad civil.

También son frecuentes infracciones relativas a la licencia de apertura y al libro de reclamaciones, anomalías en el sistema de evacuación y emergencia o incumplimientos de las condiciones del derecho de admisión.

Los profesionales encargados de realizar las labores de supervisión y control de estas instalaciones son, junto a los agentes de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta, miembros de la Inspección de Espectáculos Públicos de la Junta y técnicos de empresas especializadas autorizadas por la Consejería.

En estas inspecciones se comprueba la documentación general de estos establecimientos, los requisitos técnicos de sus instalaciones y se revisan aspectos importantes para la seguridad de las personas como las instalaciones eléctricas, las de protección contra incendios y los elementos y condiciones de evacuación del edificio.

La Junta podrá clausurar aquellos establecimientos en los que se detecten deficiencias graves hasta su completa remodelación. Los planes de inspección desarrollados anteriormente han demostrado su eficacia para corregir los eventuales incumplimientos registrados durante los mismos y su importante efecto preventivo y disuasorio, ya que las inspecciones fomentan actitudes responsables por parte de los propietarios de estos establecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *