Viernes, 26 Mayo, 2017

La polémica ha salpicado al Covirán Granada por su partido ante el CB Morón

El Aceitunas Fragata Morón, que perdió el pasado sábado frente al Fundación, lanzó un comunicado en el que criticaba ciertas acciones de los locales durante el encuentro

Foto: Archivo


image_print

La pasada jornada los rojiverdes se impusieron en un apasionante partido al CB Morón por 75-70. Los locales fueron por detrás en el marcador hasta el último cuarto donde consiguieron un parcial de 23-6 y remontaron el encuentro.

La afición estuvo muy enchufada durante todo el encuentro y en ocasiones se protestaban las decisiones arbitrales más dudosas. Público y jugadores formaban una gran armonía y trabajaban juntos para lograr la victoria. Esto hacía que sobre el conjunto de Sevilla recayera una fuerte presión .

El conjunto sevillano no se ha mostrado muy conforme con algunos de los criterios arbitrales y han manifestado su descontento. Afirman que el técnico Pablo Pin  “curtido en estas lides” sabía que con la presión ambiental del pabellón los jueces “no iban a ser capaces de descalificarlo”.

En el comunicado muestran su desconformidad con las arengas del equipo y el entrenador a la afición en los minutos decisivos para “enervar al público” y con las decisiones de “mirar para otro lado” por parte de los árbitros. En su crónica afirman como en los minutos finales “ya no se pita nada”.

El Fundación CB Granada ha lanzado un comunicado en respuesta al Aceitunas Fragata, en el que comentan que “entienden injustificadas las palabras escritas sobre nuestro entrenador”. Además responden que “nuestro equipo jamás recurrirá a las faltas personales como opción de juego”.

Los locales indican que “el banquillo al completo del equipo visitante se puso de pie, protestando las decisiones arbitrales y su entrenador llegó a estar en varias ocasiones en el centro de la pista”. Han matizado que fueron a la linea de tiros libres “9 veces y los visitantes en 22 ocasiones”.

El Covirán ha querido defender a su afición, “animan de una manera encomiable y no necesita que nadie les “encienda los ánimos” y afirman rotundamente que “esta afición nunca recibirá ni despedirá al equipo visitante apedreando el autobús”.

La polémica ha quedado ahí y no debería ir a más. Fundación CB Granada y Aceitunas Fragata Morón firmaron un partido muy reñido en el que se vivió cada jugada como definitiva pero siempre con el buen hacer de jugadores, árbitros y afición. El esplendido encuentro entre ambos conjuntos no debe ser salpicado por dudas ni debates fuera de la cancha. Ambos equipos han quedado descontentos por la actuación arbitral pero ninguno ha decidido emitir ningún escrito a la Federación y han aceptado, con mayor o menor agrado, las decisiones de los colegiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *