Jueves, 19 Julio, 2018

            

La población extranjera en Granada ha aumentado un 19% en los últimos 10 años

Según las cifras de población del INE, en la provincia de Granada hay residiendo un total de 58.354 extranjeros

Imagen ilustrativa | Fuente: Archivo GD
Gabinete


image_print

Según las cifras de población del INE, en la provincia de Granada hay residiendo un total de 58.354 extranjeros, (el 6,36% de la población total), mientras que hace diez años, en 2007, había 48.986, un 19% menos. De estas 58.354 personas extranjeras, 29.081 proceden de países de la Unión Europea, 2.219 del resto de países de Europa, 13.418 de países africanos, 1.193 de América del Norte, 1.388 de Centroamérica y Caribe, 7.561 de Sudamérica, 3.415 de países asiáticos, 75 de países de Oceanía y 5 apátridas. Además, según el SEPE, hay 6.420 extranjeros en situación de desempleo en la provincia de Granada, un 7,63% del total, mientras que en 2007 había 2.987, lo que supone un ascenso del 114% en el número de parados extranjeros en Granada.

Rosa Mª Muñoz, Secretaria de Igualdad y Mujer de UGT Granada, señala además que el destino laboral mayoritario de este colectivo sigue encontrándose en el servicio doméstico y en el sector servicios en el caso de las mujeres, mientras que los hombres se emplean en su mayoría en agricultura y servicios. Sólo un bajo porcentaje tiene algún tipo de estudios, pero se encuentran con el problema de que no son homologables, les cuesta reciclarse y apenas hay autónomos, y la brecha salarial entre hombres y mujeres es superior a la de la población española, debido sobre todo a que en el servicio doméstico se paga el mínimo.

La representante de UGT quiere recordar que la migración de hombres y mujeres, que por distintos motivos han venido a nuestro país “son parte de nuestra historia y han contribuido a conformar la sociedad tal y como la conocemos”. “Seguimos siendo un país de recepción de migrantes“, afirma la ugetista, “pero es preciso también tener en cuenta que existen movimientos de ida y vuelta y es en este flujo donde es más evidente la diferencia de quienes vienen a trabajar, buscando mejores condiciones de vida (por ejemplo, Rumania y Marruecos) y quienes vienen a retirarse tras jubilarse en sus países de origen (como Alemania y Reino Unido)”, se señala.

La representante sindicial recuerda que la irrupción de la crisis económica, “la injusta e ineficaz política de ajuste del Gobierno del PP, el endurecimiento de la política migratoria, la reducción de los presupuestos públicos dedicados a la integración y el repunte de las opiniones y actitudes xenófobos en tiempo de crisis, han contribuido a reforzar la precariedad de este colectivo y multiplicar el riesgo de exclusión social”. En este sentido, la dirigente sindical ha manifestado que este colectivo ha trabajado atendiendo necesidades del mercado laboral y ha contribuido, mediante sus cotizaciones e impuestos, al mantenimiento y mejora del Estado del Bienestar.

Muñoz llama a la reflexión sobre las “verdaderas causas de la migración, la suerte de los que no la padecen y la necesaria solidaridad con quienes se ven obligados a abandonar su país de origen”. UGT, como sindicato de clase, ha manifestado defender una política migratoria “que tenga como pilar fundamental el principio de igualdad, un modelo migratorio con derechos y el tratamiento no discriminatorio de la población inmigrante que reside en nuestra provincia, ha concluido la sindicalista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.