Lunes, 27 Marzo, 2017

La plataforma SOS Alhambra asegura que el atrio “no se puede tramitar” al estar fuera de la legalidad

Tanto la legislación vigente en materia de ordenamiento urbano como las diferentes leyes de patrimonio protegen al monumento nazarí | La plataforma planea una serie de actos "para generar" debate y comenzará en breve una ronda de contactos con las diferentes administraciones implicadas

Integrantes de la plataforma enseñan el manifiesto contra el atrio | Foto: J.M


image_print

El proyecto de construcción de un atrio en los terrenos de la Alhambra ha sido uno de los puntos fuertes de esta pasada campaña electoral y parece que también lo va a ser en los días posteriores. Así al menos lo pretende la plataforma SOS Alhambra, que indica los problema que generaría el proyecto y apunta la protección que el monumento nazarí tiene tanto en el ordenamiento urbano de la ciudad de Granada como en el Plan Director del Patronato o incluso en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. Ante esta situación, los portavoces de la plataforma han redactado un manifiesto exponiendo los problemas que plantea el edificio y aseguran que van a comenzar una ronda de contactos con todas las administraciones -desde el Ministerio de Cultura hasta la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada- para hacer saber las consecuencias que el proyecto acarrearía para el monumento y para la ciudad de Granada.

EL PROYECTO QUE NO PARABA DE EVOLUCIONAR 

Integrado por diferentes colectivos e instituciones como el Centro Artístico, Literario y Científico de Granada, el partido Ciudadanos o la plataforma Salvemos la Vega, SOS Alhambra cuenta con el asesoramiento de Luis López, arquitecto y restaurador, quien ha destacado la evolución en el tiempo del proyecto, que ha pasado de tener una extensión prevista de 5.400 metros cuadrados a los actuales 19.000 metros cuadrados de los que ya se habla. Parejo a este incremento en el volumen del edificio ha sido el coste del mismo, que ha pasado de 11 a 45 millones. Este último punto sería, para los integrantes de la plataforma, secundario, a tenor del “riesgo” en que se pondría a un Patrimonio de la Humanidad rodeado de una ‘barrera’ legal entre la que se encontraría la Ley de Patrimonio Histórico Español, la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía o las propias indicaciones de la UNESCO, que llama a “preservar el entorno territorial del área declarada ante la presión que la actividad turística desordenada estaba produciendo en el sector del Camino Nuevo del cementerio y el aparcamiento del Generalife”. Eso es lo que dice el manifiesto, unas palabras que resume López: “el atrio no se puede construir con la legalidad que tenemos”.

Porque más allá de las protecciones específicas de las que disfruta el monumento, cualquier construcción alrededor del mismo está regida por el Plan General de Ordenación Urbana de Granada, que en estos momentos no permite una edificación como la proyectada;  tendría que ser el Ayuntamiento de Granada el que cambiara esa ordenación, algo que el alcalde de la ciudad ya adelantó, no piensa hacer.

Sin embargo, desde la plataforma ya se indica que aun sin la connivencia del Consistorio granadino, el Patronato de la Alhambra podría modificar por sí mismo el reglamento para permitir la construcción del atrio, algo que ya adelantó la directora del Patronato, María del Mar Villafranca. Otro punto que abría que cambiar, según ha indicado Luis López, sería el Plan Director de la Alhambra, que en la actualidad no contempla más que “una pequeña adaptación, una mejora de los servicios existentes” que tienen unas limitaciones de volumen que, por ejemplo, no permiten la construcción de más de una planta, “ahora hemos pasado a 3 ó 4 plantas”.

Y esa es una de las complicaciones que señala la plataforma, que indica que desde que se convocó la iniciativa del atrio hace cinco años no se ha cambiado el ordenamiento urbano “porque el proyecto no deja de crecer y no se puede hacer ninguna modificación hasta que no tengan claro cuantos metros cuadrados reales quieren edificar”.

FUTURAS ACCIONES

Ante la abundante legislación esgrimida por la plataforma la pregunta es clara, ¿por qué no se toman acciones legales para paralizar el proyecto? Así, Luis López indica que “mientras que no se empiecen a ejecutar las obras no se está haciendo nada ilegal”. Por lo tanto, las acciones que por el momento se plantea la plataforma pasan por generar ese debate a través de unas conferencias en las que se dará a conocer el proyecto y sus implicaciones para la ciudad, así como iniciar la comentada ronda de contactos con las instituciones pertinentes.

EL ARGUMENTARIO DE LA PLATAFORMA CONTRA EL ATRIO (extracto)

El proyecto incumple la normativa y directrices patrimoniales nacionales e internacionales

El emplazamiento escogido es inadecuado: se encuentra en entorno BIC y demasiado cerca de la muralla y la Acequia Real

La construcción del atrio implica destruir el actual patrimonio arquitectónico-arbóreo-paisajístico incluido en el catálogo BIC 

Los nuevos aparcamientos y apeadero de buses aproximan excesivamente el tráfico rodado al monumento

El presupuesto ha pasado de 11 a 45 millones de euros

La superficie afectada ha pasado de 12.000 metros cuadrados a 22.000 metros cuadrados y la construida de 5.400 metros cuadrados a 19.000 metros cuadrados

Los nuevos servicios que incorpora el atrio contribuirán a aislar el monumento de la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *