Jueves, 25 Mayo, 2017

La Plataforma Sanitaria de Granada denuncia la pérdida de más de 7.600 puestos de trabajo en el sector en un año en Andalucía

Denuncian que las listas de espera se han incrementado en más de 5.400 pacientes en dos años y la demora media para ser operado en Granada ha pasado de 58 a 61 días de media

Gabinete


image_print

Miembros de la Plataforma Sanitaria de Granada, formada por los sindicatos profesionales e independientes de sanidad SATSE, SMA y SAE, han denunciado esta mañana en rueda de prensa la pérdida en un año de más de 7.600 puestos de trabajo en toda Andalucía, más de 1.000 de ellos en Granada, en concreto 1.060, lo cual han calificado de “traición” al “esfuerzo de solidaridad” solicitado por el Gobierno de la Junta a los trabajadores para salir de la crisis. Esta denuncia la han realizado los máximos responsables en Granada del Sindicato de Enfermería SATSE, José Sánchez Gámez; Sindicato Médico Andaluz-SMA, María del Carmen Serrano y Francisco Javier Cantalejo; y Sindicato de Técnicos de Enfermería-SAE, Francisco Morales.

Los sindicatos han señalado como culpable de la destrucción de empleo que condena a muerte a la sanidad pública andaluza a la consejera de Hacienda María Jesús Montero, lamentando la “demagogia del Gobierno andaluz” y calificando de “infames” los argumentos esgrimidos por la Junta asegurando que los recortes garantizan el mantenimiento del empleo, algo que no es así, “porque se han perdido más de siete mil puestos en el SAS” en solo un año “y se ha precarizado el empleo del personal eventual con un modelo de contratación basura, indigno y abusivo”.

José Sánchez ha manifestado que Montero “dejó a la sanidad pública en la UVI y con esta nueva consejería van a conseguir matarla, pero sin que suene su nombre ‘María Jesús Montero’”, de quien ha censurado su “manifiesta incapacidad para adoptar decisiones que dañen su estructura de poder y clientelar”. Y todo ello lleva a que “los andaluces tengan que conformarse con unos servicios públicos y una sanidad con menor dotación de profesionales y de peor calidad, o directamente tener que acudir a la privada ante las carencias crecientes de la pública”.

Los representantes de SATSE, SMA y SAE han denunciado que los nuevos recortes aprobados reducirán en 195 millones de euros el presupuesto de la Consejería de Salud para el próximo año, algo que perjudicará notablemente a los profesionales del sector que verán reducidas nuevamente sus nóminas, “por encima del personal de otros servicios sanitarios e incluso del resto de sectores de la función pública andaluza”, algo que han tildado de “discriminatorio”.

Los recortes se ceban en los trabajadores a los que se ha suprimido la cuantía del complemento específico de las pagas adicionales de julio y diciembre, a lo que se le suma “el tijeretazo” del 10% en los conceptos variables de sus nóminas, “los que retribuyen la penosidad de las condiciones laborales frente a otros sectores que no realizan trabajo a turnos, noches, festivos, jornada complementaria y dispersión geográfica, entre otros”, ha lamentado José Sánchez, quien ha subrayado que el sanitario “es el único ámbito en el que el personal temporal tiene contratos al 75 por ciento o menos de salario”.

MARCHA FÚNEBRE Y LECTURA ESQUELA 

Por todo ello, esta mañana los trabajadores, ataviados con trajes de luto y crespones negros en señal de luto, han protagonizado una marcha fúnebre por las calles de Granada desde La Caleta hasta la Delegación de Gobierno de la Junta, donde han escenificado la muerte de la sanidad pública y han instado a la consejera María Jesús Montero y al Gobierno andaluz, mediante la lectura de una esquela mortuoria, a que recapaciten y presenten unos presupuestos para 2014 donde se incluyan medidas que “eviten castigar de nuevo a los profesionales sanitarios”, ya que con las actuales previsiones económicas “va a ser muy complicado, mejor dicho imposible mantener una sanidad y asistencia de calidad, sino una muerte lenta de la sanidad pública andaluza”.

La marcha fúnebre es una de las iniciativas de la campaña de protesta y concienciación de la ciudadanía contra los recortes que tienen previsto llevar ante las puertas del SAS en Sevilla a mediados de mes. También prevén reunirse con todos los grupos parlamentarios para pedir que se les respeten las retribuciones a las que tienen derecho por su trabajo y esfuerzo diario en la protección y salvaguarda del Estado del Bienestar.

Los sindicatos se quejan de que “todo nuestro esfuerzo no repercute en la creación de empleo de calidad, sino en externalizaciones de servicios que conllevan empleos precarios y grandes beneficios para la parte empresarial”. Por este motivo, sugieren al Gobierno andaluz que ahorre recursos eliminando subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, y que también suprima “los gastos millonarios en productividades de directivos”, que en el caso de las Unidades de Gestión Clínica (1.100) oscilan entre los 7.000 y 12.000 euros al año de media, “de forma que eliminando estos cargos (1 por cada 18 trabajadores) se podrían ahorrar más de diez millones al año”. Los representantes de los trabajadores piden por ello a la actual consejera que “haga un uso eficiente de los recursos para garantizar así la asistencia a los usuarios de la sanidad pública”.

Sánchez ha apuntado que la pérdida de empleo de auxiliares, enfermeros y médicos “están aumentando las listas de espera porque no hay personal; en vez de aumentar están rebajando y con esta consejera yo no espero que tengamos más beneficios, todo lo contrario, sacarán servicios fuera; están operando más fuera que dentro y eso cuesta más dinero que contratar a médicos y auxiliares de enfermería para que eso se atienda en la sanidad pública que era la mejor de Europa y vamos a conseguir que sea la peor”.

LISTAS DE ESPERA

Los sindicatos han denunciando que en dos años, entre 2011 y 2013, las listas de espera para poder operarse han aumentado en más de 5.400 pacientes, situándose en una media de cinco días de demora. De hecho, en junio de 2011 en toda Andalucía había 51.779 pacientes, de ellos 6.439 en Granada, y una demora media de 54 días (58 en Granada), mientras que en junio de 2013, se han contabilizado 57.185 (7.066 en Granada), y una demora media de 59 días (61 en Granada). Cifras todas ellas “que van en aumento porque las listas de espera están fuera de control” como consecuencia de la destrucción de puestos de trabajo.

Francisco Javier Cantalejo, secretario provincial del Sindicato Médico Andaluz en Granada, ha lamentado que “mientras hay un verdadero ejército de contratos eventuales precarios en el SAS, al mismo tiempo que ocurre eso está derivando presupuestariamente dinero hacia la privada, porque lo podríamos hacer nosotros con todos los contratos al cien por cien, pero como no existe ese dinero, lo sacan dentro de lo que es los presupuestos de la Junta de Andalucía para pagar esas intervenciones en la privada. Es de perogrullo que no derivando eso el Sistema Público Andaluz podía asumir todas esas intervenciones y consultas”.

Cantalejo ha señalado además que “hay otra paradoja y es que dentro de la Consejería de Salud hay igualdad, dependencia, una serie de instituciones que antes tenían otro presupuesto al margen. Evidentemente, si usted rebaja un dos, un tres por ciento la Consejería de Sanidad, pero le da unas atribuciones de otras consejerías, el presupuesto no baja un dos o un tres por ciento como dicen ellos, baja un diez o un quince por ciento como mínimo”.

DENUNCIAN RECORTES

Asimismo, Cantalejo ha censurado la “demagogia” de los responsables del SAS porque “mientras que la Junta continuamente cacarea en todos los medios que está por el servicio público y que los recortes se han minimizado, sin embargo hay una serie de recortes que no existen en el resto de España, en Andalucía son dobles porque son los del Gobierno de España más los de la Junta de Andalucía, aquí las pagas extras se han recortado cuando en el resto de España no se hace, aquí se habla de que se está privatizando la sanidad pública en Madrid y aquí fusionan los hospitales y lo que hay es un ERE encubierto”. Según Cantalejo, en Granada “tenemos constatados 90 médicos menos entre los dos hospitales, Virgen de las Nieves y San Cecilio, porque se cubren al 75 por ciento, y la palabra es demagogia, están haciendo más recortes que en el resto de España al mismo tiempo que critican lo que se hace en otras comunidades. El instrumento de gestión más importante que tiene el SAS es el miedo por la precarización de los contratos que se renuevan mes a mes”. Además, ha añadido que las listas de espera en todas las especialidades “están entre ocho meses y algunas llegan hasta los catorce para que te vean; los preoperatorios caducan y los enfermos van a pedir cita y no consta que estén en demanda de asistencia, lo cual al final lleva a la saturación de las urgencias”.

PROBLEMAS CON LAS PLAZAS

Por su parte, María del Carmen Serrano, presidenta del SMA en Granada, ha lamentado que los recortes “donde van a repercutir al final es en los ciudadanos porque las listas de espera se hacen más grandes y la calidad se resiente. En los colectivos de enfermería y auxiliares médicos, todas aquellas plazas que desaparece el titular, que se jubila o deja de trabajar, lo que hacen es amortizar la plaza, no la cubren, y si la cubren, en el mejor de los casos es con un contrato al 75 por ciento, pero no es verdad que se trabaje al 75 por ciento, lo hacen al cien por cien y le pagan al 75. Ningún auxiliar o médico contratado al 75 por ciento va a dejar a personas y pacientes sin atender, y eso es la demagogia que utilizan”. Francisco Morales, del SAE, ha criticado que el SAS haya aumentado la productividad “a cargos de gestión y vemos cómo cada año va aumentando el dinero que se reparte en productividad a la vez que se disminuyen los puestos de trabajo, se reducen y se precarizan los contratos del cien por cien al 75 por ciento e incluso al 50 por ciento se están dando en eventuales”.

Los sindicatos, que advierten del posible cierre de centros, han pedido la “urgente desaparición” de los contratos al 75% de la jornada para convertirlos “en contratos al cien por cien” y que se retome la contratación como se venía haciendo con anterioridad a la Ley 3/2012, “con contratos de sustitución, interinidad y eventualidad, éstos últimos con una duración de un mínimo de seis meses y al cien por cien de la jornada”. Respecto a la Oferta Pública de Empleo, rechazan que se congele en 2014 y que se mantenga la tasa de reposición en el 10% en el sector sanitario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *