Martes, 24 enero, 2017

La patronal defiende un regulación nueva para el cigarrillo electrónico, desvinculada del tabaco y la farmacia

Desde la asociación defienden que "el cigarrillo electrónico es un producto exclusivo, una elección más que hay que ver como un producto nuevo que hace la competencia al tabaco"

Agencia


image_print

 La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) ha avanzado este jueves durante la presentación de la Guía de Autorregulación del sector, las principales líneas estratégicas que promueve junto a la patronal internacional TVECA (Tobacco Vapor Electronic Cigarette Association), en las que defiende el desarrollo de regulación nueva para el cigarrillo electrónico desvinculada de la regulación del tabaco y de la que rige a los productos de la industria farmacéutica.

“El cigarrillo electrónico es un producto singular, es un producto diferenciado que no tiene nada que ver con el tabaco ni con los productos farmacéuticos; por tanto, se hace necesario un sistema de regulación absolutamente nuevo”, ha señalado a Europa Press el vicepresidente de ANCE, Alejandro Rodríguez.

Desde la asociación defienden que “el cigarrillo electrónico es un producto exclusivo, una elección más que hay que ver como un producto nuevo que hace la competencia al tabaco”, y, por tanto, llama a evitar la imagen “errónea” que se está dando al querer regularlo como un derivado del tabaco o un derivado de la farmacia.

En este sentido, insiste en que el cigarrillo electrónico “no es un producto para dejar de fumar, no cura la adicción”, y, por lo tanto, “no es un derivado de la farmacia”; asimismo, “no es un derivado del tabaco, sino la competencia al mayor asesino del mundo que es el tabaco”.

A su juicio, el “beneficio para la población puede ser enorme”, y sostiene sus afirmaciones en diferentes estudios médicos internacionales que, asegura, han demostrado que la nicotina líquida no es tan lesiva como la del tabaco. “Una calada del cigarro mete nicotina en la sangre, una calada de nicotina inhalada del cigarrillo electrónico no entra en la sangre, desaparece con la orina y es 54 veces menor su asimilación por el organismo que con el tabaco”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *