Martes, 17 Octubre, 2017

            

La OMS alerta de que los casos de depresión han crecido un 18% en la última década

La organización ve necesario aumentar la inversión para el abordaje de esta patología

Imagen ilustrativa
E.P.


image_print

La depresión afecta ya a 300 millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que alerta de que entre 2005 y 2015 el número de casos se ha incrementado en más de un 18 por ciento.

Con motivo del Día Mundial de la Salud que se celebra este viernes, 7 de abril, este organismo de Naciones Unidas se centra este año en este trastorno mental y denuncia que las faltas de apoyo a los afectados y el estigma que rodea a la depresión condiciona el acceso al tratamiento que necesitan.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, asegura que estas cifras son una “llamada de atención a todos los países para que reconsideren sus enfoques sobre la salud mental y la traten con la urgencia que merece”.

Uno de los primeros pasos para este organismo es abordar todas las cuestiones relacionadas con prejuicios y discriminación, lo que ha motivado que la campaña de este año lleve el lema ‘Vamos a hablar’.

“Para alguien que vive con depresión, hablar con una persona en la que confía es a menudo el primer paso hacia el tratamiento y la recuperación”, ha añadido la director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS, Shekhar Saxena.

La OMS también ve necesario aumentar la inversión para el abordaje de esta patología ya que actualmente muchos países no ofrecen o es mínimo el apoyo que prestan a los afectados por un trastorno mental. De hecho, incluso en los países con más recursos se estima que hasta la mitad de los afectados no recibe tratamiento.

Además, de media sólo el 3 por ciento de los presupuestos sanitarios tienen una partida específica para salud mental, que varía entre menos del 1 por ciento en los países de bajos ingresos al 5 por ciento en países ricos.

Según la OMS, por cada dólar invertido para ampliar el tratamiento de la depresión se consigue un retorno de cuatro fruto de una mejora para la salud y una mayor capacitación para trabajar.

Además, este organismo recuerda que existen fuertes vínculos entre la depresión y otros trastornos o enfermedades no transmisibles ya que aumenta el riesgo de problemas por consumo de sustancias o de enfermedades como la diabetes o enfermedades del corazón.

La depresión también es un factor de riesgo importante para el suicidio, según ha recordado Saxena, de ahí la necesidad de avanzar en ampliar la cobertura de los servicios de salud mental “para que sean accesibles para todos, incluso para las poblaciones más remotas del mundo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *