Viernes, 21 Julio, 2017

            

La OMS alerta de que en el último año 35 personas han muerto en Europa por sarampión

Las muertes se han dado en países como Italia, Rumanía, Alemania y Portugal

CDC/ DR. EDWIN P. EWING, JR./WIKIMEDIA
E.P.


image_print

La Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que en el último año 35 personas han muerto en Europa por sarampión, especialmente en países como Italia, Rumanía, Alemania y Portugal.

“Estamos muy preocupados porque, aunque disponemos de una vacuna segura, efectiva y asequible, el sarampión sigue siendo una de las principales causas de muerte entre los niños de todo el mundo y, lamentablemente, Europa no se ha salvado”, ha comentado la directora regional de la OMS para Europa, Zsuzsanna Jakab.

Por ello, ha mostrado el compromiso de su organismo de trabajar “estrechamente” con las autoridades sanitarias de todos los países europeos afectados por el sarampión con el fin de controlar los brotes y mantener una alta cobertura de vacunación entre todos los sectores sociales.

LOS NIÑOS Y ADULTOS DEBEN ESTAR “TOTALMENTE INMUNIZADOS”

Y es que, aunque 37 países de Europa han interrumpido la transmisión de esta enfermedad, al haber regiones donde la cobertura de vacunación es baja, el virus se está propagando rápidamente entre la población que decide no vacunarse, aquellos que no tienen acceso a la inmunización y entre los que no pueden tratarse debido a condiciones de salud subyacentes.

Ante esto, la OMS ha insistido en la necesidad de que los niños reciban dos dosis de vacuna y de que los adultos que no estén “totalmente inmunizados” o no estén seguros de su estado de inmunidad, se vacunen.

El 21 de junio de 2017 en Roma (Italia), expertos de la Oficina Regional de la OMS para Europa se reunieron funcionarios regionales de salud pública, representantes del Instituto Italiano de Salud (ISS) y funcionarios del laboratorio de sarampión y rubéola, estableciendo estrategias adicionales para mejorar la cobertura de vacunación entre adolescentes, adultos, grupos de población vulnerables y trabajadores de la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *