Domingo, 22 enero, 2017

La obesidad infantil se combate mejor de forma colectiva

El problema, apuntan en un artículo publicado en la revista 'Journal of Epidemiology and Community Health', es que los niños obesos tienen más riesgo de seguir siéndolo en edad adulta, lo que también hace que aumente su riesgo de padecer enfermedades asociadas.

E.P


image_print

Investigadores de la Universidad de Manchester, en Reino Unido, han descubierto que las intervenciones nutricionales individuales no son efectivas para incrementar el consumo de frutas y hortalizas entre los niños con sobrepeso y combatir la obesidad infantil, y aseguran que es mejor desarrollar estrategias de salud pública.

La obesidad se ha convertido en una epidemia mundial que afecta tanto a adultos como a niños y, sólo en Reino Unido, se estima que el 31 por ciento de los chicos y el 28 por ciento de las chicas de 2 a 15 años padece sobrepeso.

El problema, apuntan en un artículo publicado en la revista ‘Journal of Epidemiology and Community Health’, es que los niños obesos tienen más riesgo de seguir siéndolo en edad adulta, lo que también hace que aumente su riesgo de padecer enfermedades asociadas.

Para combatirla, la profesora de Salud Pública Paul Whittaker llevaron a cabo una revisión sistemática de la literatura científica sobre las medidas puestas en marcha para aumentar el consumo de frutas o verduras, y vieron que con una intervención individual en la conducta “es poco probable lograr un cambio a largo plazo”.

“Michael Bourke, un estudiante de cuarto año en la Universidad de Manchester , quien trabajó en el estudio, dijo : “Tenemos que adoptar un enfoque holístico y buscar un cambio de comportamiento en varios aspectos del estilo de vida de los niños y su entorno, incluyendo la educación nutricional, el apoyo de los padres y la actividad física”, ha añadido Michael Bourke, que también participó en el estudio.

Los resultados de su investigación se publican antes de que expertos de todo el mundo se reúnan en Manchester en la Conferencia Internacional de Salud Ciudadana.

Arpana Verma, director del Manchester Urban Collaboration of Health (MUCH), recuerda que el aumento del sobrepeso y la obesidad infantil es fruto de múltiples factores, como el aumento del consumo de alimentos muy calóricos y una disminución de la actividad física. “La formación nutricional de los niños, especialmente de los que tienen sobrepeso, es importante ya que les ayuda a optar por hábitos alimenticios más saludables a largo plazo”, ha añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *