Miércoles, 18 Octubre, 2017

            

La noche de Cristian Rares Uta

El pívot rumano fue el mejor ante Valladolid con unos números espectaculares y confirmó su gran progresión en esta primera vuelta

Cristian Rares Uta, durante el partido ante Valladolid | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print

Todavía no había comenzado la temporada, y el entrenador del Coviran Granada, Pablo Pin, ya nos lo avisó en una entrevista concedida a Granada Digital: “Cristian Rares Uta va a ser muy importante”. El técnico granadino mostraba una gran confianza en el jugador, que a pesar de comenzar titubeante el curso, ha terminando respondiendo al apoyo de su entrenador con creces.

Y es que Pin ya conocía el potencial del rumano y lo que podía dar. Acaba de cumplir los 19 años y a base de minutos, mucho trabajo y entrenamientos al lado de gigantes como Jesús Fernández o De Lattibeaudiere, se ha convertido en una pieza clave del Coviran Granada. Su aportación es total: en defensa, en ataque y en la dosificación del incombustible Jesús Fernández. El objetivo estaba claro desde el principio: hacer buenos lo minutos del alicantino.

Pero el pívot cedido por Unicaja Málaga va más allá. Permite la liberación de Jesús Fernández y lo borda en el plano individual. Anoche, viernes 30 de diciembre, en la última jornada del 2016 de LEB Plata, Uta confirmó que apunta alto. Eligió un escenario perfecto. El Palacio estaba a reventar, batiendo su récord de espectadores con 4.564. La llamada de la Copa LEB Plata surtió efecto para la afición nazarí. Y también para Uta.

Su progresión en esta primera vuelta ha sido espectacular y Uta le quiso poner un broche de oro con su mejor partido de la temporada. Cristian quería la Copa y la quería en el Palacio. Fue su noche. La noche de Cristian Raras Uta. 19 puntos, 9/10 en tiro de dos (90% de acierto), 1/1 en tiro libre, 12 rebotes (7 defensivos y 5 ofensivos), 28 puntos de valoración. Fue el mejor del partido. Los datos son reveladores. No es para menos. En agosto, Uta aterrizó como becario en Granada; en diciembre, Uta ya manda en la madera del Palacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *