Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

La mujer amenazada de desahucio en Motril permanecerá en el Ayuntamiento hasta que le den una vivienda

La mujer que será desahuciada el próximo 2 de junio también ha mantenido contactos con el Gobierno andaluz, según ha apuntado, quien "se ha comprometido a negociar con el banco un alquiler social para la vivienda"



image_print

La mujer amenazada de desahucio en Motril (Granada), Encarnación Fernández, ha anunciado que permanecerá encerrada en el Ayuntamiento hasta que le den una vivienda, tal y como “prometió la Junta de Andalucía pero que el gobierno local se niega a tramitar”.

Así lo ha asegurado Fernández quien, tras cuatro días encerrada en la Casa Consistorial, está empezando a sufrir los achaques de las dos hernias discales y la artrosis en la columna vertebral que sufre y que incluso la han hecho acudir al centro de salud más cercano a que la mediquen, tal y como ha contado a Europa Press, acompañada de los miembros de ‘Stop Desahucios’ de la Costa.

Según ha explicado Fernández, el gobierno de la localidad le hizo llegar un papel en el que le ofrecían un salario social durante un semestre así como el servicio de comedor gratuito para su hijo de diez años, el único de los tres que aún vive con ella, y viviendas con un alquiler barato, un documento que no ha firmado porque “no soluciona el problema” y ha reiterado que tiene un documento firmado por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) en el que “se obliga al Ayuntamiento a buscarme una vivienda”, una circunstancia que, según fuentes del Ayuntamiento, se aleja de sus competencias.

La mujer que será desahuciada el próximo 2 de junio –fecha hasta la que permanecerá en su protesta– también ha mantenido contactos con el Gobierno andaluz, según ha apuntado, quien “se ha comprometido a negociar con el banco un alquiler social para la vivienda” en la que ahora vive pero “no hay nada por escrito y las palabras se las lleva el viento”.

A pesar de las ayudas que han ofrecido las entidades local y autonómica, Fernández se muestra reticente y sólo aceptará “una solución definitiva” que le permita quedarse en su casa u otra vivienda social “como las que hay en Carchuna, conocidas como la de los maestros y propiedad del Ayuntamiento que están vacías”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *