Viernes, 24 Marzo, 2017

La mitad de los balnearios españoles recibe más de 4.500 visitantes al año, especialmente turistas españoles

La mitad de los balnearios españoles recibe más de 4.500 visitantes al año y tienen en el turista nacional su principal soporte económico, según el sondeo realizado por el Observatorio Nacional del Termalismo, con sede en Alhama de Granada (Granada), entre los balnearios de España

Interior de un balneario | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

El objetivo del estudio ha sido recabar datos que permitan evaluar el estado del termalismo en nuestro país, habida cuenta de que el sector termal gana peso cada año dentro de la oferta turística, según informa en un comunicado el observatorio.

La encuesta, llevada a cabo durante los meses de abril, mayo y junio, ha permitido constatar que el programa de termalismo social del Imserso sigue teniendo un gran peso y constituye una fuente de ingresos esencial para una gran parte de los balnearios españoles.

También se aprecian algunos cambios en el perfil del agüista, que cada vez es más joven y demuestra un mayor interés por su salud y bienestar.

La facturación de los complejos termales está estrechamente ligada al número de plazas hoteleras ofertadas. Según los datos de la encuesta, el 68 por ciento de los balnearios españoles tienen una oferta hotelera que supera las 100 plazas de alojamiento.

El 43,4 por ciento de los balnearios encuestados facturan anualmente más de un millón de euros, de ellos el 34 por ciento ingresan más de dos millones anuales. Los que ganan menos de 500.000 euros (el 30,2 por ciento), son hoteles de menor tamaño, que cuentan con menos de 100 plazas.

PERFIL DEL VISITANTE

No hay grandes sorpresas en el perfil de las personas que visitan los balnearios, ya que siguen siendo una mayoría aplastante de mujeres, la mitad de ellas con edades superiores a los 60 años.

No obstante, un 46 por ciento de los visitantes queda enmarcado en la franja de edad comprendida entre los 46 y los 60 años. El 98 por ciento son visitantes nacionales, aunque el turista extranjero se interesa cada vez más por los centros termales españoles, sobre todo por los ubicados en Cataluña.

Por lo que respecta al tiempo medio de estancia, el 58 por ciento pasa más de ocho días alojado en el balneario, mientras que el 32 por ciento se queda entre tres días y una semana, siendo esta opción la estancia estrella mayoritaria entre el público con edades entre 30 y 45 años.

Los agüistas que se quedan solamente un día en las instalaciones balnearias suelen ser clientes privados. Los responsables de los establecimientos encuestados coinciden en señalar que cada vez más gente joven se interesa por los balnearios y además repiten tras recibir algún tipo de tratamiento, pero con la particularidad de que sus estancias están ligadas a visitas cortas, de un fin de semana o una sola jornada.

En cuanto al dinero gastado durante la estancia, también guarda una estrecha relación con la circunstancia de si se acogen o no a algún programa de termalismo social. En términos generales, el 66 por ciento invierte entre 251 y 500 euros, una cifra que coincide con el gasto medio del usuario del programa de termalismo social del Imserso.

Si el cliente es privado, el 45 por ciento gastan lo mismo que el cliente anterior, mientras que el resto invierte entre 101 y 250 euros, un desembolso que se corresponde también con una estancia más corta en el balneario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *