Domingo, 17 Diciembre, 2017

            

La Mesa por el Clima se echa a la calle para exigir medidas

Proponen la firma de un Pacto Local por el Clima que incluya a la ciudadanía, instituciones y organizaciones políticas y sociales, con el objetivo de acordar un plantel de medidas y plazos de aplicación

Entidades organizadoras de la Mesa por el Clima | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La Marcha por el Clima recorrerá las calles de Granada este sábado para pedir la ratificación del Acuerdo de París 2015 y proponer un Pacto Local por el Clima que incluya a la ciudadanía, instituciones y organizaciones políticas y sociales, con el objetivo de acordar un plantel de medidas y plazos de aplicación, que contribuyan de una manera efectiva a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La movilización saldrá a las 12 de Plaza Nueva hasta acabar en la explanada del Palacio de Congresos.

En una nota emitida por la Mesa por el Clima, la agrupación señala que “en este Pacto se deben tocar varios puntos con medidas concretas ineludibles, que proponemos aquí, de una forma resumida, a los responsables políticos para que las asuman sin demora y las pongan en práctica como prueba de su compromiso real en la lucha frente al cambio climático”.

Los puntos que propone la Mesa por el Clima son los siguientes:

TRANSPORTE

– Hay que tomar medidas que propicien la movilidad no motorizada. Granada es una ciudad cuyo tamaño permite que sea idónea para andar y pedalear.

– Además de dar protagonismo al peatón (se nos olvida muy frecuentemente que todos nacimos peatones) dándole más espacio en la ciudad, reduciendo la invasión de espacios públicos por los vehículos privados.

– Hay que mejorar el transporte público perfeccionando trayectos, horarios y adquiriendo vehículos que utilicen nuevas tecnologías menos contaminantes y tendiendo a su electrificación.

– Hay que aprovechar la próxima revisión del PGOU para configurar un modelo de ciudad que reduzca las necesidades de transporte, acercando a los barrios los servicios educativos, sanitarios, comercio, ocio…

ENERGÍA

– Es necesario el cambio de modelo que haga imprescindible una apuesta decidida por las renovables, especialmente la solar y la fotovoltaica, para agua caliente sanitaria y la producción eléctrica.

Esta ciudad debería ser pionera en la promoción del autoconsumo eléctrico, como homenaje al sol que recibimos en más de 2.700 horas anuales.

– Hay que evitar el despilfarro energético en fiestas y celebraciones, racionalizando el consumo, (por ejemplo Navidad y feria del Corpus)

– Iniciar campaña de renovación de instalaciones de calefacción primando las más eficientes y menos contaminantes.

– Promover la eficiencia energética de los edificios.

 

LA VEGA Y SU AGRICULTURA

Además de constituir un importante sumidero de CO2, debe ser un elemento de primer orden en la alimentación de la población de la ciudad, con agricultura ecológica y con canales cortos de distribución.

Por ello proponemos:

– Que los comedores de gestión municipal utilicen productos ecológicos y/o de cercanía.

– Que los terrenos municipales aptos para uso agrícola se pongan en producción ecológica.

– Que se apueste por la Marca Vega de Granada y se anime a la ciudadanía a consumir productos de proximidad.

– Que se blinde el suelo agrícola productivo y se recupere la calidad ambiental e histórica de la red de acequias. Ambos factores tienen un efecto directo en la climatización del entorno urbano y por tanto en la reducción del consumo energético.

RESIDUOS

Lo más ecológico y una buena herramienta en la lucha contra el cambio climático pasaría por:

– La reutilización de los envases, por lo que se proponen bonificaciones y ayudas a las empresas que la promuevan.

– Con los envases que no puedan ser retornables, que se habiliten suficientes contenedores con explicaciones claras en su forma de uso y

– Que se haga pública la forma de gestionar estos contenedores y el valor económico que supone para el municipio la colaboración ciudadana.

Ya que, “sin conocimiento, no hay movimiento ni motivación”.

BIO-CLIMATIZACIÓN DE LA CIUDAD

Es imprescindible implementar medios de climatización pasiva que repercutan directamente en un menor uso de la energía y, de manera muy patente, en el estado de salud y bienestar de las personas.

– Es necesario iniciar un Plan urgente de arbolado urbano, que acerque la ratio árboles de alineación por habitante, al mínimo saludable recomendado por la OMS. Esto supone un árbol de alineación por cada tres habitantes. Dichos árboles tendrán que ser de suficiente desarrollo y estar plantados a una distancia adecuada para proporcionar sombras de calidad, tendiendo a usar especies autóctonas adaptadas al clima y bajas en consumo de agua.

– Es necesario diseñar y dotar a la ciudad de suficientes zonas y espacios verdes que tiendan a romper la corriente local de aire que genera el efecto-isla de calor urbana. Como ejemplo, en este sentido, es ineludible y urgente la re-naturalización de los ríos Genil, Beiro y Monachil en el término municipal.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *