Miércoles, 25 enero, 2017

La magia de ahorrar comparando

Imgas logra que sus usuarios ahorren en torno a 300 euros al año en su factura de luz y agua

Técnicos de Imgas instalan sus servicios en la ciudad de Granada | Foto: Alhambra Vera
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

Llegas a casa y lo ves. Tu buzón vuelve a estar lleno de cartas. Miras cada una de ellas implorando para tus adentros que ninguna sea una factura. Pero, lástima, tus súplicas parecen no haber sido oídas. Ahí las tienes: las temidas facturas de la luz y el gas, cuyas cifras te harán tiritar con solo pensar en cómo pagarlas. Una situación vivida día a día por miles de españoles que la empresa Imgas lucha por erradicar.

Para ello, ya han comenzado su campaña de captación de clientes en la que sus comerciales pasean por la ciudad en busca de ciudadanos a quienes ayudar. “Nosotros no queremos engañar a nadie. Nuestra labor se centra en buscar el ahorro. Si estudiando las facturas del usuario vemos que puede ahorrarse dinero, le proponemos que se vengan con nuestra compañía y si no es posible un ahorro mayor, solo le aconsejamos”, señala al respecto Javier Fernández Fernández, gerente de Imgas.

Uno de los principales objetivos que persigue la empresa de origen granadino es garantizar al cliente el mejor precio posible. Para ello, se empeña en estudiar concienzudamente las facturas hasta encontrar el mejor precio que puede aportarle. Así, ha llegado a lograr un ahorro medio en sus usuarios de unos 300 euros al año.

Porque una cosa tienen clara desde Imgas: no buscan engañar a nadie. “Diariamente te encuentras con comerciales que te aseguran que te harán mil y un descuentos y al final acaba siendo todo mentira. Nosotros no buscamos eso. Nosotros solo queremos asesorar a nuestros clientes para que tengan el mejor servicio posible y al mejor precio”, recalca el gerente.

Y es que uno de los mayores temores que atesora a los usuarios que ven cómo los comerciales se agolpan en sus puertas es que todo acabe siendo un mero engaño y que lo que pretendían ahorrar se convierta en nuevos pagos que afrontar. Pero por fin pueden estar tranquilos, en Imgas tienen una seguridad pocas veces hallada: ante cualquier problema, pueden acudir a la tienda física que poseen. Así podrán olvidarse de las llamadas telefónicas interminables y las esperas al otro lado de la línea. Si tienen alguna duda solo tienen que dirigirse a la sucursal y tratar el problema en persona.

“Lo distinto que tenemos nosotros es que no nos escondemos detrás de un teléfono, sino que vamos de cara. Si a algún comercial se le ocurre decir algo que no corresponde a la realidad, el cliente va a saber a quien quejarse porque no va a ser el típico comercial que llama a la puerta y no sabes ni para quien trabaja, sino que puede venir a la tienda y decir qué ha pasado”, incide Javier Fernández Fernández al respecto.

Pero ésta no es la única novedad que trae Imgas a sus posibles nuevos usuarios, sino que, como adelantaron el pasado año, han ampliado su campaña para comerciales domésticos y para Pymes trabajando tanto el suministro de luz como el de gas. Se acabaron las ristras de facturas de distintas compañías. Por fin una única entidad te dará cuenta de tus gastos de manera clara y competente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *