Martes, 17 enero, 2017

La lluvia de la pasada noche provoca una veintena de incidencias en la costa granadina

Las incidencias han sido sobre todo inundaciones de garajes y locales comerciales, no ha habido que lamentar daños personales

Archivo


image_print

Las fuertes lluvias registradas en la madrugada de este martes en la costa de Granada han provocado un total de 25 incidencias, sobre todo en los municipios de Motril, Almuñécar y Salobreña, municipio éste en el que han tenido que ser suspendidas las clases escolares.

Fuentes del servicio de Emergencias 112 han informado a Europa Press de que, desde las 5,00 horas, se han producido 25 incidencias por anegaciones de bajos de viviendas, garajes, aparcamientos y locales comerciales, así como por acumulación de balsas de agua en la vía pública.

Aunque no se han producido daños personales, las localidades más afectadas han sido Motril, con 13 incidencias, y Salobreña, con 10, mientras que en Albuñol y la capital se ha registrado una incidencia, respectivamente.

La lluvia ha obligado a cortar en los dos sentidos la carretera N-340, a la altura del kilómetro 326, en Salobreña, debido al desprendimiento de un muro. En este lugar, se encuentran trabajando técnicos de mantenimiento de carreteras.

Asimismo, y a las 5,15 horas, el alcalde de Salobreña ha activado el plan municipal de emergencias, mientras que en esta localidad se han suspendido también las clases escolares.

De su lado, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado a las 6,00 horas la alerta naranja por lluvias en la costa granadina, un nivel de alerta que estará vigente hasta las 17,00 horas de este martes.

LOS BOMBEROS DE ALMUÑÉCAR, A DESTAJO 

La tormenta descargada en Almuñécar y La Herradura estuvo acompañada de fuerte aparato eléctrico y se han llegado a medir en tres horas 61.5 litros/m2  en la finca municipal “El Zahorí”.

La intensa lluvia  ha hecho que los bomberos  de Almuñécar  se hayan tenido que emplear a fondo desde las 5 y hasta las 8 de la mañana para atender las numerosas incidencias que ha provocado la tormenta caída en el municipio.

Las más destacadas fueron: inundación en la zona de La Paloma, afectando al bar Medina  donde el  agua superó el medio metro, según los bomberos. También tuvieron que retirar una palmera del portal de un edificio en la avenida Europa al impedir el acceso al mismo tras la caída para lo cual tuvieron que ayudarse con  medios mecánicos. En la Rambla Caballero los bomberos optaron por cortarlas al tráfico ante la cantidad de residuos que impedía el tránsito por la misma. A todas estas incidencias se han sumado otras ya más comunes que suelen producirse en cuanto llueve con cierta intensidad y que se sitúan en las zonas bajas del centro urbano y paseos marítimos.

Por su parte, la Policía Local también atendió numerosas llamadas por incidencias en las carreteras. Así, además de los numerosos arrastres y desprendimientos provocados a lo largo de la Carretera Nacional 340, se unió otro desprendimiento en la zona de Torrecuevas y en varias zonas urbanas  donde destacada la zona de Taramay con el tránsito por la Rambla de Caballero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *