Miércoles, 25 enero, 2017

La leyenda de Polybius

Su existencia es incierta y su origen, desconocido. Sin embargo, el arcade Polybius se ha convertido en la leyenda más llamativa acerca de los videojuegos

Polybius, el videojuego con la leyenda más oscura | Foto: Pure Gaming
Nacho Santana | @NachoSantana27


image_print

Polybius representa a día de hoy el mayor misterio de la historia de los videojuegos, hasta el punto de elevar su historia a la categoría de leyenda urbana. Hablar de él es hablar de un juego de tipo arcade cuya existencia no es siquiera confirmable a día de hoy, pues no existen imágenes fiables de las máquinas que lo incluían ni se han presentado ROM’s (archivos que permiten jugarlo) aún para su estudio.

Se dice que en el año 1981 aparecieron en Portland (Oregón) de la noche al día algunas máquinas recreativas completamente negras que únicamente presentaban un joystick y un botón. Tanto las máquinas como el juego, según la leyenda, fueron encargadas por el Gobierno de los Estados Unidos a la empresa Sinneslöschen INC, y el principal señalado como desarrollador del juego es Ed Rottberg, que por aquel entonces ocupaba el mismo cargo para la empresa Atari.

En cuanto al videojuego, Polybius se describe de forma unánime como un juego con gráficos vectoriales, música atronadora y constantes cambios de formas y colores en pantalla que atraían a los jugadores como moscas. Sin embargo, existen discrepancias en cuanto al contenido del juego, ya que hay quienes afirman que el jugador controlaba una nave y movía su entorno con el joystick, mientras que otros aseguran que era un juego basado en la resolución de puzles que llevaba al jugador de una pantalla a otra.

Pese a las discrepancias en la jugabilidad, todos aquellos que defienden la leyenda de Polybius coinciden al expresar que el juego contenía mensajes subliminales, llegando incluso a verse caras que duraban apenas milésimas de segundos en pantalla o textos con mensajes como “kill yourself”. Según cuenta esta leyenda, los mensajes subliminales producían en los jugadores efectos adversos como pesadillas, pérdidas de memoria, alucinaciones, convulsiones, vómitos o incluso la muerte, ya que hay quien afirma que un joven murió horas antes de que las máquinas desapareciesen.

Se afirma incluso que había hombres de negro vigilando las máquinas que tomaban notas sobre el comportamiento que seguía la gente mientras jugaba o las máximas puntuaciones. Los más extremistas aseguran también que cambiaban en ocasiones la configuración del juego.

De igual modo que presenta defensores, la leyenda de Polybius también presenta detractores, que afirman que la historia acerca del juego surgió con el lanzamiento de Tempest, otro título de similar composición que fue retirado tras presentar casos de epilepsia en menores de edad. Otros detractores simplemente tachan a Polybius de bulo o mentira difundida por internet o revistas.

El tiempo no parece arrojar luz sobre la oscura leyenda de Polybius, que seguirá permaneciendo como bulo para unos, teoría conspiratoria para otros y atractivo misterio para otros tantos. Polybius, realidad o mito, ya es toda una leyenda dentro del mundo de los videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *