Miércoles, 13 Diciembre, 2017

            

La legalización de la marihuana hace que los adolescentes más jóvenes la vean menos perjudicial para la salud, según la Universidad de California

El estudio no registró cambios significativos en la percepción del riesgo o el consumo entre los adolescentes de último grado

Foto: Archivo
E.P.


image_print

Investigadores de la Universidad de California en Davis (Estados Unidos) han observado que la legalización del consumo de marihuana en adultos en algunos estados del país ha propiciado que los adolescentes más jóvenes la vean menos perjudicial para la salud e incluso admitan consumirla más.

A raíz de los datos de su investigación, publicada en la revista ‘JAMA Pediatrics’, los autores plantean la necesidad de poner en marcha programas de prevención dirigidos a los adolescentes antes de liberalizar su consumo recreativo o medicinal.

“En todo el país ha habido una disminución de la percepción de riesgo y un aumento del consumo entre los adolescentes”, según ha lamentado la investigadora Magdalena Cerda, autora principal de este trabajo, después de que desde 2012 Alaska, California, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregon y Washington, además del distrito de Columbia, hayan autorizado el uso recreativo de esta sustancia.

En su estudio utilizaron datos de una encuesta nacional a 253.902 adolescentes de octavo grado (13-14 años), décimo (15-16 años) y duodécimo (17-18 años). La encuesta, realizada entre 2010 y 2015, incluyó preguntas sobre la percepción de riesgo vinculada al consumo de la marihuana y si la habían probado durante el último mes.

En los encuestados en el estado de Washington, la percepción de riesgo entre los participantes más jóvenes cayó hasta un 14 por ciento cuando se les preguntó después de 2012, cuando se legalizó su consumo, mientras que en los alumnos de décimo grado se redujo hasta un 16 por ciento, en comparación con las encuestas realizadas los años previos (2010 y 2011).

Además, la proporción de niños que admitieron haberla consumido en el último mes subió un 2 por ciento entre los estudiantes de octavo grado y alrededor del 4 por ciento entre los estudiantes de décimo grado durante ese mismo período.

Los cambios, según los autores, fueron significativos cuando los compararon con los estados que no habían legalizado la marihuana, donde la percepción del riesgo entre los adolescentes disminuyó entre un 5 y 7 por ciento, mientras que su consumo apenas creció un 1 por ciento.

LOS PREUNIVERSITARIOS TIENEN UNA OPINIÓN MÁS FORMADA

Sin embargo, el estudio no registró cambios significativos en la percepción del riesgo o el consumo entre los adolescentes de último grado, lo que podría deberse a que estos jóvenes ya tienen una opinión formada sobre los efectos de la droga, según los autores.

Además, los investigadores no vieron diferencias significativas antes y después de la legalización entre los estudiantes en Colorado, algo que atribuyen a que los adolescentes están expuestos a una fuerte corriente que apoyaba su uso medicinal antes de que el recreativo también fuera autorizado en dicho estado.

En un editorial que acompaña este trabajo, el profesor Alain Joffe, de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, admite que la investigación sobre los efectos de su consumo es crucial para el desarrollo de políticas públicas.

El año pasado, la Academia Americana de Pediatría reafirmó su oposición a la legalización de la marihuana y argumentaban que la medida era especialmente perjudicial para los jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *