Sábado, 21 Octubre, 2017

            

La Junta y los ayuntamientos de Albolote, Maracena y Armilla aprueban en comisión la propuesta de las adendas del metro

Estos tres municipios metropolitanos logran equiparar así sus obligaciones a las fijadas en la modificación del convenio con Granada capital en octubre de 2014

FOTO: GABINETE
Gabinete


image_print

La Junta de Andalucía ha mantenido con los ayuntamientos de Albolote, Maracena, Armilla y Granada cuatro reuniones de la comisión mixta de seguimiento del metro de Granada, al objeto de avanzar en la necesaria cooperación institucional en la recta final de esta infraestructura y su puesta en servicio. Estas reuniones han permitido alcanzar un acuerdo entre la Consejería de Fomento y Vivienda y los tres municipios metropolitanos sobre el contenido y la propuesta de las adendas al convenio de colaboración con los consistorios de Albolote, Maracena y Armilla, que permitirá impulsar su tramitación final hasta la aprobación y su firma. La finalidad última es equiparar, mediante esta actualización de los convenios, las obligaciones de estos tres municipios con el ferrocarril metropolitano a las que ya se pudo acoger la capital, mediante la adenda firmada en octubre de 2014 con el Gobierno andaluz.

Las comisiones mixtas, que han estado presididas por la viceconsejera de Fomento y Vivienda, Nieves Masegosa, con la presencia de los cuatro alcaldes, han permitido dar así el visto bueno final a las adendas al convenio de colaboración, suscrito en julio de 2006, y que beneficiará a estos municipios, como ya se hizo con la capital,  con una calendario más flexible en el tiempo de sus obligaciones de aportación a la inversión, de acuerdo  a los porcentajes establecidos en los convenios. Igualmente, se incorpora también un mecanismo de compensación, que permitirá a las tres administraciones locales convalidar y descontar hasta un 10% de su aportación total en la inversión del ferrocarril metropolitano a cambio de obras de movilidad sostenible municipales, aplicando así el mismo tratamiento que ha recibido Granada, que incluyó la Línea de Alta Capacidad (LAC) en dicho mecanismo de compensación. 

Con este mecanismo de compensación, la Junta de Andalucía pretende también avanzar en el modelo de movilidad en el que se inserta el metro de Granada, potenciando el conjunto del transporte público, la bicicleta y al peatón.

El convenio de colaboración para la construcción y puesta en marcha del metropolitano de Granada establecía que, en términos de participación en la inversión, excluido el material móvil, los cuatro municipios aportarían el 17% del coste, distribuido en función del peso poblacional de las cuatro localidades, y el 87% restante, la Junta. Además, un tercio de la aportación municipal debía sufragarse durante la fase de obra y los dos tercios restantes en un periodo de treinta años, tras la puesta en servicio comercial.

Actualmente, y desde 2012, los cuatro ayuntamientos están abonando la cuota que les corresponde, de acuerdo al convenio, sobre la inversión ejecutada desde 2007, año que se inició la obra, hasta 2011, como consecuencia de las liquidaciones practicas en 2012 por la Junta de Andalucía. Conforme a la adenda, y al igual que se ha aplicado en la capital, estas obligaciones de pagos hasta 2011 se terminarán de abonar en 2018, un año después de la puesta en servicio del metro Y, a partir de 2019, los ayuntamientos harán frente a su participación en la inversión en el metro por el resto de anualidades pendientes, es decir, lo que les corresponde de las certificaciones de obras entre los años 2012 hasta 2016. Estas aportaciones, además, se fraccionarán en 30 anualidades para adecuar de la manera más flexible dichos pagos.

Durante la comisión seguimiento, la Junta de Andalucía ha informado también a los cuatro ayuntamientos sobre los avances en la recta final del metropolitano de Granada, así como sobre la planificación de la puesta en servicio comercial. 

El metropolitano de Granada, infraestructura que impulsa la Consejería de Fomento y Vivienda, consta de un trazado de 15,9 kilómetros, en cuyo recorrido se insertan 23 paradas y tres estaciones subterráneas. Este sistema de transporte, que cuenta con un presupuesto de inversión y pre-explotación de 558 millones de euros, prevé mover entre 11 y 13 millones de viajeros anuales en sus tres primeros años de servicio comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *