Martes, 25 de Septiembre de 2018

            

La Junta ultima la incorporación de Las Charcas de Alazores al Inventario de Humedales

Granada contará con 26 espacios en este catálogo de zonas húmedas andaluzas de especial valor natural

Charcas de Alazores | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Las Charcas de Alazores, en el término de Loja, se incorporarán en breve al Inventario Andaluz de Humedales, un instrumento con el que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta persigue “garantizar la conservación y el uso sostenible de estos ecosistemas”.

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Granada, Inmaculada Oria, ha informado, con motivo de una visita a la zona, de que se están ultimando los trámites administrativos preceptivos para la inclusión de estos humedales de interior, situados en Uceda y Las Cabezas, que destacan por su buen estado de conservación.

Se trata, según ha explicado, de “auténticas joyas”, compuestas por dos charcas, una mayor y otra de menor tamaño, que suman 1.800 metros cuadrados de superficie de las dos cubetas y que mantienen su agua a lo largo de todo el año. Su importancia radica en la biodiversidad que albergan, su papel en el ciclo del agua, su uso público y su atractivo turístico.

Según ha informado la Junta en una nota de prensa, la localización de este humedal en el Puerto de Alazores, a 1.030 metros de altitud, hace que se encuentre sometido a “peculiaridades climáticas especiales”. Se halla separado de la influencia marina por la acción de una cordillera que produce un efecto de pantalla frente a los vientos cálidos cargados de humedad procedentes del cercano mar Mediterráneo.

Por ello, el clima de esta zona es continental mediterráneo, de veranos secos y calurosos e inviernos fríos y húmedos, correspondiendo al área geográfica del surco intrabético, soportando una precipitación media anual de entre los 800 y los 1.000 milímetros, algo más elevada que en el resto del municipio.

La charca mayor, ubicada en posición más al sur y a menor cota, es de carácter temporal, alimentada por un pozo colindante que rebosa en época de lluvia, mientras que la de menor tamaño, más al norte, es de carácter permanente, alimentada también por un pozo y por las aguas freáticas y presenta una comunidad de algas calcáreas. Ambas constituyen el hábitat de especies de microorganismos y de destacados anfibios y reptiles.

En la reunión del Comité Andaluz de Humedales, celebrada el pasado 1 de febrero, Granada presentó la incorporación de cuatro nuevos humedales, Charcas de Alazores en Loja, Pantaneta del Barranco de la Cueva de Funes en Otívar, Barranco del Agua en Galera y los Humedales de Baza, por lo que se eleva a 26 los humedales granadinos recogidos en el Inventario Andaluz de Humedales que ocupan una superficie de 1.022,91 hectáreas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.