Martes, 12 Diciembre, 2017

            

La Junta suministra energía a la catenaria del metro de Granada hasta Armilla y activa el protocolo de seguridad

Estos trabajos de verificación de la infraestructura son previos al inicio de las pruebas móviles con los trenes el próximo mes de enero

Metro de Granada | Autor: Archivo GD
Gabinete


image_print

La Consejería de Fomento y Vivienda, administración impulsora del metro de Granada, ha comenzado los trabajos para suministrar energía a la catenaria de esta infraestructura de transporte desde la zona de la parada de Hípica, en el barrio del Zaidín, donde hasta ahora han llegado los trenes procedentes de Albolote, hasta el final del trazado en Armilla.

El metro de Granada, que cruza a lo largo de 16 kilómetros el área metropolitana de norte a sur a través de los municipios de Albolote, Maracena, Granada capital y Armilla, se encuentra finalizado en sus trabajos de construcción e instalación de los diversos sistemas y equipos, y en la actualidad se están realizado las pruebas de funcionamiento de toda la infraestructura.

La energización de la catenaria es el paso previo al inicio de las pruebas dinámicas con trenes hasta Armilla, con el objeto de completar el trazado en pruebas, una vez se ha recorrido ya desde Albolote hasta Hípica, en el Zaidín, incluyendo el tramo soterrado bajo el Camino de Ronda y avenida de América.

Estas tareas de pruebas incluyen la infraestructura, los sistemas, la integración, las unidades de material móvil y todo lo relativo a la explotación del metro de Granada, con el fin de comprobar el buen funcionamiento de todos y cada uno de los elementos que forman el sistema de transportes.

Para comprobar todas estas cuestiones es necesario disponer de la catenaria electrificada a 750 VCC y poner en tensión el cableado de 20 KV, junto con el funcionamiento de las subestaciones de tracción y las acometidas. En la actualidad se están llevando a cabo estos trabajos y comprobando las protecciones de forma que, si resulta todo correcto, se puedan empezar las pruebas con los trenes en enero a lo largo de todo el recorrido.

La puesta en tensión de la catenaria se debe a la necesidad de comprobar que las protecciones automáticas funcionan correctamente. En este sentido, estas comprobaciones se llevan a cabo de manera inmediata a la puesta en tensión de la catenaria y en horario nocturno o de poco tráfico rodado y peatonal para garantizar la seguridad de personas y vehículos.

Las pruebas dinámicas con las unidades del metro incorporan un protocolo de seguridad y emergencias preparado para este fin y coordinado con distintos organismos y administraciones. Se trata de un documento elaborado por profesionales con amplia experiencia en distintos aspectos relacionados con la autoprotección y la seguridad en sistemas de transportes. Participan en este proceso tanto el Cuerpo de Bomberos, Policía Nacional, servicios sanitarios y administraciones locales, con el objeto de prevenir y controlar los riesgos y dar respuesta adecuada a situaciones de emergencia.

El metro de Granada discurre por los municipios de Albolote, Maracena, Granada y Armilla y tiene un recorrido total de 16 kilómetros (el 83% en superficie), con 26 estaciones y paradas. La demanda oscilará entre los 11 millones de viajeros en su primer año completo de explotación comercial y los 13 millones de usuarios del tercer ejercicio. La flota de trenes ligeros está compuesta por 15 unidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *