Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La Junta subirá la inversión un 19,8% en 2015 con un presupuesto de ‘crecimiento cero’

Montero ha explicado que los presupuestos se han elaborado en un momento de "máxima dificultad" y pretenden ser un "punto de inflexión tras siete años de crisis"

La consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero


image_print

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el proyecto de Ley de Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2015, tercero elaborado por el gobierno de coalición integrado por PSOE-A e IULV-CA y segundo con Susana Díaz como presidenta, cuya dotación se cifra en 29.625 millones de euros, similar a las cuentas de 2014. El gasto no financiero destinado a las consejerías crece un 1,2 por ciento mientras que la inversión aumenta un 19,8 por ciento hasta los 1.123 millones de euros.

Así lo ha anunciado la titular de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo, durante la que ha señalado que los presupuestos del próximo año se han elaborado con la previsión del aplazamiento de la devolución de los 426 millones de euros correspondientes a la liquidación negativa de 2013 porque de lo contrario “hubiera sido imposible un presupuesto sin tocar la arquitectura de los derechos sociales, una línea roja que la Junta no va a pasar”.

En materia macroeconómica, el anteproyecto de Ley de Presupuestos incluye una previsión “realista” de crecimiento del 1,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) el próximo año, “más prudente” que lo que han apuntado algunos analistas económicos y que el 2 por ciento previsto por el Gobierno de la Nación para el conjunto de España al tener en cuenta los “riesgos que plantea la evolución de la economía europea”. Sobre previsión de empleo, la consejera ha indicado que normalmente va pareja a la previsión de crecimiento, con lo que también sería del 1,8 por ciento y ha marcado como objetivo bajar del millón de parados en el próximo año.

Montero ha explicado que los presupuestos –que el viernes llegarán al Parlamento andaluz– se han elaborado en un momento de “máxima dificultad” y pretenden ser un “punto de inflexión tras siete años de crisis” que permitan “mejorar expectativas, aprovechar la senda de crecimiento para avanzar en el empleo y garantizar la seguridad de las familias”. “Hemos dejado atrás lo peor de la crisis y saldremos de ella con servicios públicos más fuertes que en otros territorios”, ha subrayado la consejera.

La previsión de mayores ingresos por tributos propios y cedidos de gestión propia, por un importe de 235 millones y de transferencias procedentes de fondos europeos por 325 millones, junto a una reducción de 274 millones en pago de intereses y de 85 millones en medidas de eficiencia y racionalización del gasto han permitido cuadrar un presupuesto en el que habrá menores ingresos procedentes del Gobierno central y en el que no se contempla la venta de inmuebles de titularidad de la Junta, al tiempo que hay que hacer frente a mayores gastos por la recuperación de la paga extra de los empleados públicos y la instauración de manera progresiva en 2015 de la jornada laboral y salario al cien por cien de eventuales del SAS (367 millones en total) y otros 80 millones por recuperación de la paga extra del personal de entes instrumentales y universidades.

El presupuesto de gasto tiene como principal objetivo hacer que llegue a las familias andaluzas la recuperación y para ello, en 2015 se desarrollarán planes específicos de empleo y se articularán medidas de apoyo a los sectores estratégicos y de mejora de la competitividad del tejido empresarial.

Así, las cuentas públicas recogen hasta 1.609 millones para el empleo, el desarrollo económico y la innovación. Se incrementa en un uno por ciento la política de I+D+i, hasta los 414 millones, y un 18 por ciento, hasta los 348 millones, el programa de empleabilidad. Habrá 71 millones para el Plan Emple@30+; 75 millones para el II Programa de Impulso a la Construcción Sostenible, y 101,5 para Emple@ Joven). Se pondrá a disposición de las pymes créditos por valor 1.395 millones de euros.

De otro lado, el gasto social gana peso y supone 8 de cada 10 euros del gasto no financiero de las consejerías. Las políticas sociales acaparan el 83 por ciento del gasto, según la consejera, quien ha incidido en que se mantienen los servicios fundamentales, pese a que el gasto social en Andalucía supera en 2.170 millones los recursos que recibe la comunidad del Estado vía sistema de financiación autonómica.

14.998,4 MILLONES PARA EDUCACIÓN Y SANIDAD

La política de educación, que crece un 2,5 por ciento hasta los 6.831 millones de euros, permitirá consolidar programas que favorecen la equidad (gratuidad de libros de texto, de la que se benefician 920.000 niños andaluces; Plan de apertura de Centros; transporte escolar para 98.000 alumnos; becas autonómicas para 10.800 jóvenes, y al Programa de Bilingüismo, que se desarrollará en 1.184 centros, de los que 65 con nuevos. Por otra parte, el programa de Universidades se incrementa un 3,7% (41 millones de euros) hasta alcanzar los 1.152 millones.

El presupuesto de sanidad crece un 2,5 por ciento y alcanza los 8.427 millones de euros, lo que supone el 37 por ciento del gasto. Además de blindar servicios y derechos ciudadanos, el presupuesto permitirá impulsar la red de infraestructuras sanitarias y la inversión del SAS, que crece un 65 por ciento. Se seguirá con la política de eficiencia y ahorro en la gestión del gasto, con medidas como la subasta de medicamentos.

La consejera ha añadido que Andalucía seguirá a la cabeza de España en prestaciones por dependencia, con 158.000 beneficiarios (un 22 por ciento del total estatal, muy superior al peso poblacional de la comunidad, del 18 por ciento). Asimismo, la pensiones asistencias se revalorizarán en un dos por ciento y se destinarán 159 millones para inclusión social.

El presupuesto de 2015 mantiene la dotación anual de la Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica) con 480 millones de euros de financiación incondicionada a los ayuntamientos, mientras que el Plan de Cooperación Municipal tendrá una dotación de 1.013 millones (un doce por ciento más).

Respecto al detalle de los ingresos que conforman el presupuesto para 2015, los no financieros ascienden a 26.408,1 millones (929,8 millones más que en 2014, un 3,6%), mientras que las operaciones financieras suponen 3.217 millones (un 22,4% menos). Las operaciones corrientes aumentan un 5,3%, hasta alcanzar los 24.767,2 millones, ya que se prevé una mejora de la recaudación impositiva y de las tasas y precios públicos por la situación económica y por la lucha contra el fraude fiscal.

Dentro de los ingresos tributarios gestionados por la comunidad (2.414,3 millones y un crecimiento del 10,8%), los mejores comportamientos se prevén en los impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (5,8% de incremento) y sobre Sucesiones y Donaciones (4,3%).

En cuanto al estado de gastos del Presupuesto, las operaciones no financieras representan el 93,3% del gasto total, con 27.651,5 millones.

El gasto de personal aumenta un 4 por ciento (por la restitución de derechos), mientras que baja el gasto en bienes corrientes y servicios, por medidas de mejora de la eficiencia en la gestión pública que se vienen desarrollando (-1,2%).

El capítulo que experimenta un mayor crecimiento, un 19,8%, es el de las inversiones, que alcanzará los 1.123,2 millones de euros. En su conjunto, el gasto en operaciones de capital será de 3.218 millones, de manera que se situará en el 2,2% del PIB regional, por encima del promedio de las comunidades. Las operaciones financieras disminuyen un 14,1%, debido al comportamiento del calendario de vencimiento de las operaciones de endeudamiento.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *