Lunes, 29 Mayo, 2017

La Junta requiere a Diputación un informe arqueológico urgente sobre la necrópolis hispano-musulmana

La delegada de Cultura, Ana Gámez, ha reprochado a la institución provincial que los restos "no se hayan custodiado bien"



image_print

La Delegación Provincial de Cultura de la Junta en Granada ha requerido a Diputación un primer informe de “urgencia” sobre la necrópolis hispano-musulmana hallada durante las obras de la carretera de La Zubia para estudiar los restos y decidir las medidas a tomar, de modo que pueda dar el “visto bueno para que continúen o no los trabajos” de la vía.

La delegada de Cultura, Ana Gámez, ha señalado a Europa Press que, de acuerdo a las informaciones que manejan los técnicos de su departamento, se trata de enterramientos sin ajuar funerario, que es lo que suele dar más valor a este tipo de hallazgos. Concretamente, se han documentado restos óseos de 19 enterramientos, aunque son ocho los individuos completos y en su fosa.

 La delegada ha reprochado a la institución provincial que los restos “no se hayan custodiado bien”, pues tras finalizar la jornada de trabajo, según ha dicho, “se quedaban abiertos en vez de ser tapados”, lo que a su entender podría haber favorecido que fueran expoliados.

 No obstante, al no haber ajuares arqueológicos parece que este extremo está descartado, según ha detallado Gámez, quien ha precisado que la Policía Autonómica ha estado vigilando este fin de semana el entorno.

 La delegada ha censurado además que la Diputación apele a Cultura para que las obras puedan continuar cuando “cada institución tiene algo que hacer” y en el caso del ente provincial consiste entregar el informe para que sea estudiado y en función de la valoración de los restos determinar si pueden continuar las obras, dado que “hay que cumplir una serie de trámites y cautelas”.

Desde la Junta han señalado que es la tercera vez que aparecen restos arqueológicos en esta carretera –con anterioridad se han hallado construcciones árabes–, pero la Diputación se enfrenta ahora a un expediente sancionador porque en la primera ocasión “no guardó la cautela arqueológica y metió las máquinas”.

 Los expertos mantienen que este tipo de enterramientos son frecuentes en este entorno y, dado que no hay objetos funerarios, lo más probable es que, una vez sea estudiados, los restos sean trasladados al Instituto Anatómico Forense y las obras puedan continuar. No obstante, ha defendido la necesidad de estudiarlos y dejar testimonio de lo que se ha encontrado.

Hasta el momento los trabajos han consistido en detectar todas las fosas de enterramiento, excavar hasta localizar las cubiertas y, en caso de que no existieran, los restos óseos.

Una vez localizados, se han limpiado de una forma muy detallada, se han fotografiado, tomado sus datos métricos y formales y se ha realizado una planimetría de toda la zona correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *