Viernes, 15 Diciembre, 2017

            

La Junta refuerza la adaptación lingüística para menores migrantes en los centros de protección de menores de la capital

Un acuerdo entre las delegaciones de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y Educación permitirá que un profesional desarrolle la labor que ya se lleva a cabo en los centros educativos también en los de protección

Higinio Almagro y Germán González durante la firma del acuerdo | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La Junta de Andalucía reforzará la adaptación lingüística para menores migrantes en los centros de protección de menores de la capital granadina: Bermúdez de Castro y Ángel Ganivet. Para facilitarlo, el delegado territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de Granada, Higinio Almagro, y el titular de Educación, Germán González, han firmado un acuerdo de colaboración por el que un profesional de ATAL (Adaptación Lingüística para Migrantes), desarrolla la labor que ya se viene desarrollando en los centros educativos de la provincia, también en los centros de protección dirigidos a menores, en horario extraescolar.

Este profesional reforzará con su trabajo la enseñanza del idioma a los menores migrantes no acompañados y realizará labores de apoyo curricular y de mediación que faciliten el trabajo de intervención en los centros de protección de menores Ángel Ganivet y Bermúdez de Castro.

Igualmente ahondará en el conocimiento de la cultura andaluza y en la inclusión e integración social de estos menores. Para Higinio Almagro, “potenciando el aprendizaje de la lengua castellana de estos menores facilitamos su incorporación a los centros educativos, mejorando el procedimiento normalizado de escolarización y sus posibilidades de éxito escolar”.

“Todo ello forma parte de la apuesta efectiva por la inclusión que impulsa la Junta de Andalucía”, ha señalado Germán González, por su parte, que detalló que “el sistema educativo andaluz establece los principios de igualdad, equidad y solidaridad para garantizar el éxito escolar de todo el alumnado, arbitrando respuestas específicas ante la diversidad social y cultural, entre las que se cuentan mediadores interculturales, Planes de Acompañamiento Lingüístico para Alumnado Inmigrante (PALI), o las aulas temporales de adaptación lingüística (ATAL)”.

El profesional de ATAL coordinará con el resto del equipo de profesionales de adaptación lingüística, la evolución, necesidades, demandas y seguimiento educativo de estos menores en los centros donde están escolarizados.

En la provincia de Granada se encuentran acogidos en centros de protección alrededor de 400 menores más los que se encuentran acogidos por familias que suman otros tanto. Ambos regímenes residenciales son complementarios y necesarios dentro del sistema de protección de menores establecido en la comunidad de Andalucía.

En principio, este acuerdo estará vigente durante el presente curso escolar 2017/2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *