Jueves, 19 enero, 2017

La Junta prevé cerrar 2015 con un aumento del PIB superior al 2,4%

Andalucía acumula 21 meses consecutivos de crecimiento interanual de los afiliados a la Seguridad Social

Foto: Archivo GD


image_print

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, se ha mostrado este miércoles “optimista” respecto a las previsiones de crecimiento de la economía andaluza previstas para el año 2015, por encima de la estimación del 2,4 por ciento realizada el pasado mes de marzo.

Esto sería así, según ha afirmado en comisión parlamentaria, a la luz de “la mejoría del clima económico internacional, de los favorables condicionantes externos y de la trayectoria que mantiene la economía de la región”.

“En cualquier caso, las previsiones económicas del Gobierno serán objeto de revisión con motivo de la elaboración del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2016. Nuestro objetivo siempre será ser prudentes y moderados, para consolidar expectativas creíbles en los mercados y que dichas expectativas permitan batir las propias previsiones gubernamentales”, ha manifestado Ramírez de Arellano.

El consejero ha repasado los principales datos de la economía andaluza que permiten afirmar “con certeza” que la economía de la región muestra síntomas de estabilidad y recuperación. En este sentido, en Andalucía se acelera el crecimiento económico, aumenta el empleo y también las iniciativas empresariales.

A falta de conocer los datos del segundo trimestre del crecimiento económico de Andalucía, que los publicará la semana próxima (10 de septiembre) el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, los últimos datos referidos al primer trimestre de 2015, cifran un incremento real del PIB del 0,9 por ciento respecto al trimestre anterior.

Esto significa que la economía andaluza ha estado creciendo en los primeros meses del año a un ritmo anualizado del 3,6 por ciento, comparable al que se venía registrando en los años previos a la crisis. Ello supone igualmente encadenar siete trimestres consecutivos de tasas positivas, un crecimiento que es una décima superior al observado en el trimestre precedente, iguala el registrado por la economía española, y más que duplica el de la Eurozona (0,4%).

En cuanto a los datos que ofrece el mercado laboral andaluz, en agosto, Andalucía acumula 21 meses consecutivos de crecimiento interanual de los afiliados a la Seguridad Social, a un ritmo del 3,1 por cieneto, (3,4% en España), y el paro registrado se ha situado por debajo del millón, acumulando 24 meses de descenso interanual continuado desde septiembre de 2013.

El favorable comportamiento de la economía andaluza también se refleja en las iniciativas empresariales. En este sentido, ha apuntado que, en el primer semestre del año, se han creado en Andalucía 7.045 sociedades mercantiles en términos netos, lo que supone un 4,8 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, el triple que a nivel nacional (1,6%).

Ramírez de Arellano ha enfatizado sobre el hecho de que “los resultados positivos de la economía andaluza respecto a otras comunidades autónomas son fruto de las políticas diferenciales que se están promoviendo desde el Gobierno andaluz”, orientadas al empleo y basadas en el diálogo social, diseñadas tanto desde una perspectiva coyuntural, es decir de corto plazo como desde una perspectiva estructural, o de largo plazo.

“Y es en esa perspectiva social donde queremos incidir, pues la recuperación no podrá denominarse como tal si alguien se queda al margen. Toda la labor económica de la Junta está enfocada a garantizar la igualdad de oportunidades de todos los andaluces y andaluzas”, ha subrayado el consejero.

PARTIDOS

Por su parte, el diputado del PP-A José Antonio Miranda ha criticado la visión “triunfalista” del consejero teniendo en cuenta que, “en 33 años, Andalucía se sitúa en los últimos puestos en la mayoría de los indicadores de desarrollo y, sobre todo, destaca el paro”.

“Andalucía lo tiene todo para ser la primera, solo le falta un gobierno que impulse y no preocupado por perpetuar su poder. No se consigue el progreso con inseguridad jurídica, dando dinero a los amiguetes y malversando”, ha subrayado.

Por su parte, la diputada del PSOE-A María Luisa Bustinduy ha destacado el peso del contexto internacional que “determina de manera importante el comportamiento económico” y ha criticado que “cuando se va mal se achaque a la gestión de la Junta y cuando vaya bien es por el Gobierno nacional”.

Así, ha destacado el crecimiento económico en Andalucía “le guste o no al PP”, el aumento del empleo y de la iniciativa empresarial. “Tenemos que crecer mucho más y reducir parados y seguiremos haciéndolo a pulmón ante la falta de ayuda del Gobierno central, que deniegue un plan especial de empleo para la comunidad”.

Por su parte, la diputada de Podemos María del Carmen Lizárraga ha pedido centrarse no en cuánto crece la economía andaluza sino en el modelo, “para quién se crece, cómo se reparte, qué tipo de empleo se crea, quién gana y cuáles son sus efectos medioambientales”.

Por su parte, la diputada de Ciudadana Irena Rivera ha señalado la distancia que aún hay entre las tasas de crecimiento de antes de la crisis y las actuales, al tiempo que ha señalado el crecimiento de la industria en Andalucía a “una tasa que supone la mitad que el resto de España”. Además, ha advertido del peligro de volver a crecer en base a la construcción y retomar “los problemas de origen de la crisis”.

Por último, la diputada por IULV-CA Elena Cortés ha criticado la actitud de PP y PSOE, que “intenta colgarse la medalla del crecimiento” cuando estos datos “no suponen recuperación ni cambio del modelo productivo ni las condiciones laborales de calidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *