Martes, 25 Julio, 2017

            

La Junta levantó 128 actas de infracción el pasado año en alojamientos turísticos

Buena parte de esta labor se realiza rastreando en Internet la publicidad de los establecimientos ilegales en portales turísticos

Guillermo Quero, Delegado de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta en Granada| Foto: GD
E.P.


image_print

La Delegación de Turismo y Deporte de la Junta en Granada realizó el pasado año un total de 1.255 actuaciones inspectoras en alojamientos turísticos, agencias de viajes y otros servicios vinculados al sector, donde levantó 128 actas de infracción por incumplimiento de la normativa.

El departamento de Inspección de Turismo también realiza una intensa labor en la lucha contra los servicios turísticos clandestinos, a fin de garantizar la calidad en el sector y acabar con la competencia desleal, según ha detallado a Europa Press el delegado de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta en Granada, Guillermo Quero.

Buena parte de esta labor se realiza rastreando en Internet la publicidad de los establecimientos ilegales en portales turísticos y, gracias a la nueva normativa impulsada en Andalucía, los inspectores contarán con herramientas más precisas para actuar contra esta oferta clandestina.

De hecho, el nuevo decreto andaluz de viviendas con fines turísticos y la modificación del de apartamentos turísticos supondrá la creación de un registro oficial desde la Delegación en Granada que permitirá regularizar esta oferta e inspeccionar si cumple con la normativa.

La medida no se impulsa con “un espíritu sancionador, sino de asesoramiento e información”, concreta Quero. La Junta ha dado un plazo de tres meses a estos alojamientos turísticos para inscribirse en el Registro de Turismo a fin de regular su situación en el conjunto de la comunidad, por lo que en el servicio de Inspección de la Delegación ya trabajan para dar respuesta a la demanda que pueda surgir.

En cuanto a la labor de la Inspección, el delegado afirma que, en general, existe entre el empresariado un “alto grado de cumplimiento” de la normativa y cuando se detecta algún tipo de infracción, normalmente se subsana en el plazo estipulado, de modo que no todas las actas levantadas desembocan en una sanción.

Los inspectores dirigen sus actuaciones en base a una serie de líneas estratégicas marcadas desde la Consejería, pero también a raíz de las denuncias de las asociaciones de empresarios, de particulares y de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. También actúan para evitar el destino fraudulento de fondos públicos en materia turística, entre otras actuaciones.

Así, durante el pasado año, la Inspección de Turismo levantó 123 actas de advertencia, derivada de faltas leves fácilmente subsanables y 128 actas de infracción. Se emitieron 276 informes favorables, 22 desfavorables y se realizaron  105 requerimientos, entre otras intervenciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *