Miércoles, 26 Julio, 2017

            

La Junta investiga las ayudas otorgadas al hotel del Algarrobico

María Jesús Serrano interpelada por la ayuda de 2,7 millones de euros que se concedió, en 2002, al proyecto como parte de un plan de desarrollo sostenible del levante almeriense



image_print

La Junta de Andalucía escriturará el 12 de septiembre a nombre del dominio público las cinco fincas del paraje del Algarrobico, en Carboneras (Almería), que integran los sectores urbanísticos sobre los que se levanta el hotel de Azata del Sol para, de este modo, formalizar el derecho de retracto ejercido en 2006 y validado en firme por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en aras del “interés medioambiental”.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la consejera andaluza de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, quien, interpelada por la ayuda de 2,7 millones de euros que se concedió en 2002 al proyecto como parte de un plan de desarrollo sostenible del levante almeriense, ha revelado que “se están analizando e investigando”. “Estamos ante un nuevo tiempo y eso corresponde a decisiones del pasado pero si hay que depurar responsabilidades, se van a depurar, no les quepa duda ya que hay tolerancia cero ante cualquier atisbo de corrupción o acción mal ejecutada”.

Serrano, quien ha detallado que el miércoles se dio inicio a los trámites administrativos del expediente de retracto con la comunicación mediante burofax a la promotora del hotel, Azata del Sol, de la intención de hacer efectivo el retracto en los sectores ST-1 y ST-2, ha justificado la decisión de la Junta en el “cambio de escenario” derivado de las dos últimas resoluciones judiciales que, por un lado, declaran conforme a derecho la licencia municipal de obras concedida en 2003 y, por otro, califican el suelo del Algarrobico como “urbanizable”.

“Queríamos esperar para ejercer el derecho de retracto a tener resueltos los dos recursos de casación interpuestos por la promotora ante el Tribunal Supremo (TS) contra dos de las tres sentencias que nos dan la propiedad del suelo pero ese cambio de escenario nos obliga a tomar decisiones y articular medidas con el objetivo inmediato de impedir que se reanuden las obras o que se transforme más el suelo con el objetivo último de la demolición para la restitución de los valores paisajísticos y medioambientales de Cabo de Gata-Níjar como enclave privilegiado”, ha explicado.

Tras admitir que desde el Gobierno andaluz “no podemos determinar la fecha del derribo”, Serrano ha considerado “valiente y arriesgado” el movimiento efectuado por el Ejecutivo preside Susana Díaz aunque “fundamentado”, según ha dicho, en la “exigencia de gobernar pensando” tanto en la protección del medioambiente y “su diversidad”, como en el “desarrollo económico sostenible”. “Había que tomar esta decisión, motivada por las últimas sentencias”, contra las que “agotaremos todas las posibilidades de recursos porque no las compartimos aunque sí las acatemos”.

Cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) marca en su sentencia de septiembre de 2013 y devenida en firme en enero de 2014 el camino a seguir para escriturar el suelo de El Algarrobico “y hacer valer su propiedad pública frente a terceros”. En concreto, debe ser el delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Almería el que, en nombre de la Junta, formalice las escrituras de compraventa o, en su defecto, las actas de pago y ocupación”, así como la demás documentación necesaria para la “total inscripción” de las cinco fincas que componer los sectores urbanísticos señalados en “los registros pertinentes”.

En esta línea, y en respuesta a las voces que reprochan a la Junta haber adoptado la vía política cuando la vía judicial no es favorable a sus intereses, ha asegurado que la administración autonómica no trata de “reemplazar a la justicia sino de agotar todas las vías para hacer posible la demolición del hotel y la restauración del paraje como lo haremos en los 247 espacios protegidos que tiene Andalucía cuya integridad también defendemos y vamos a defender”.

“DECISIÓN AVALADA POR LOS SERVICIOS JURÍDICOS”

“No se trata de una decisión en caliente sino que está avalada por el criterio de los servicios jurídicos, y ha sido meditada, para frenar cualquier intento de especulación urbanística de nuevo en la zona hasta que los tribunales no aclaren la calificación del suelo, o la legalidad o no de la licencia”, ha trasladado la consejera, quien ha señalado que, con este fin, los servicios jurídicos “continúan estudiando cualquier tipo de recurso o de acción judicial con que lleve a conseguir la clarificación de las distintas sentencias con el objetivo de que haya seguridad jurídica para acometer la demolición”.

Al reconocer que desde el Gobierno andaluz “no pueden determinar la fecha” para su ejecución, ha advertido de que, no obstante, no van a cejar en su empeño y ha remarcado que, desde 2006, bajo presidencia de Manuel Chaves, se está trabajando “para ello porque no cabe otra para recuperar ambientalmente la zona y darle normalidad urbanística” y ha marcado diferencias al ser preguntada por los incentivos económicos que en su día se concedieron desde la Junta al proyecto de Azata del Sol.

Serrano ha remarcado que se trata de “un nuevo tiempo” que aboga por defender aquellos valores medioambientales que nos “hace único y potentes” y ha llamado a “mirar en positivo”. “Rectificar es de sabios y esa subvención, que está en investigación, creo que no llegó a otorgar porque estaba condicionada a la finalización de la obra pero, en todo caso, eso corresponde a decisiones del pasado que se están analizando e investigando”, ha manifestado.

LLAMA AL GOBIERNO A OPONERSE AL HOTEL EN LOS TRIBUNALES

La consejera ha hecho, asimismo, alusión en varias ocasiones al papel que debe jugar el Gobierno central en el conflicto generado en torno a este establecimiento de una veintena de plantas y 411 habitaciones y ha recordado que, pese a la última sentencia del TSJA declarando legal la licencia, existen tres pronunciamientos en firme del Supremo que certifican que viola parcialmente la anterior Ley de Costas.

“Vamos a seguir animando desde la Junta al Gobierno para que defienda esa invasión de la zona de servidumbre del dominio público marítimo-terrestre y lleve a cabo su obligación de proteger el litoral andaluz poniendo para ello los recursos judiciales pertinentes para que los tribunales se aclaren”, ha indicado, al margen del protocolo que ambas administraciones suscribieron en 2011 para la demolición del hotel y la restauración ambiental del paraje de El Algarrobico.

“POR ENCIMA DE INTERESES LOCALISTAS”

Serrano también ha hecho mención a la oposición que esta decisión ha generado entre los vecinos de Carboneras y la comarca del Levante, incluida su agrupación local del PSOE, y ha argumentado que el ejecutivo “tiene que estar por encima de intereses localistas” al tiempo que ha advertido que, desde los poderes públicos, “no debemos justificar atentados urbanísticos en las necesidades básicas y urgentes de las familias que lo pasan mal”.

El compromiso que ha trasladado, no sin antes remarcar que “no cederemos a especulaciones donde deben prevalecer los valores ambientales”, ha sido el ya anunciado plan de empleo sostenible para la zona. “Desde la Junta haremos actuaciones encaminadas a crear puestos de trabajo directos y las condiciones necesarias para que se fomenten actividades económicas relacionadas con el turismo integral y el empleo verde, un nicho de empleo importantísimo que en Andalucía ocupa a 9.000 personas”, ha remarcado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *