Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

La Junta flexibiliza el calendario de aportaciones municipales al metro y prevé adjudicar su explotación en julio

A partir de 2018 y hasta 2048, los municipios aportarán su participación por el resto de la inversión, es decir, las cuantías correspondientes por las certificaciones entre 2012 y la finalización de la obra

Imagen del interior de un vagón de metro | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

La Consejería de Fomento y Vivienda ha acordado con los ayuntamientos granadinos de Albolote, Maracena y Armilla flexibilizar el calendario de pago de su participación en la inversión del metro –en la línea de lo acordado con anterioridad con el consistorio de la capital granadina– y ha anunciado que el concurso del servicio de operación se adjudicará en julio, manteniendo para final de año la entrada en servicio de esta infraestructura.

Así lo ha expuesto el consejero del ramo, Felipe López, tras asistir a la comisión mixta de seguimiento del convenio de colaboración del metro, donde también ha trasladado al Ayuntamiento de Granada su voluntad de adelantar en el tiempo las obras compensatorias en el eje viario conformado por las calles Palencia y Arabial.

Se trata de una actuación de 4,5 millones de euros cuyo proceso de licitación se iniciará sin tener que esperar a que entre en funcionamiento el metro y que afecta a un recorrido de casi cuatro kilómetros de longitud.

En virtud de las modificaciones de los convenios de colaboración entre la Junta y los ayuntamientos de Albolote, Maracena y Armilla, estos tres municipios se beneficiarán de un nuevo calendario de pago de la aportación municipal al metro, que se extenderá a un plazo de 30 años a partir de 2018, una vez hayan concluido las retenciones por las liquidaciones ya practicadas a los cuatro consistorios por las certificaciones de obra del periodo 2007-2011, que ascendían a 11,9 millones de euros.

Así, a partir de 2018 y hasta 2048, los municipios aportarán su participación por el resto de la inversión, es decir, las cuantías correspondientes por las certificaciones entre 2012 y la finalización de la obra, prevista este año.

De acuerdo al convenio en vigor, los municipios, que aportan el 17 por ciento de la inversión en esta infraestructura (distribuido entre las cuatro administraciones locales en función de su peso poblacional) descontado el importe del material móvil, tendría que haber iniciado el pago a partir del inicio de la construcción del metro ligero, en 2007, y haber ingresado un tercio de esta cuantía en la fase de obra.

Los dos tercios restantes se programaban durante un periodo de 30 años a partir de la finalización de la obra. La inversión real prevista del metropolitano, es decir, excluyendo material móvil, gastos de pre-explotación, tributos e intereses financieros, se eleva a 450 millones de euros, cuantía sobre la que se pondera la participación de los municipios.

Ese 17 por ciento de la inversión real se desglosa entre un 82,9 por ciento de la capital; un 6 por ciento de Maracena; un 5,90 por ciento de Armilla, y un 5,17 por ciento en el caso de Albolote. El 83 por ciento restante corresponde a la Consejería de Fomento y Vivienda.

OBRAS COMPENSATORIAS

Las adendas con estos tres municipios reflejarán, además, con carácter formal los compromisos de la Junta de Andalucía en materia de obras compensatorias, asociadas al Metropolitano de Granada, tal como quedó recogido en la modificación del convenio con la capital, en octubre de 2014, que incluía la reurbanización del eje entre las citadas calles Palencia y Arabial.

Estas obras compensatorias consisten en la reurbanización de ejes viarios paralelos al trazado del metro, cuyo corredor ya ha sido objeto de una renovación e integración urbana con nuevo mobiliario. Estos ejes contiguos o paralelos a la traza del ferrocarril metropolitano fueron los viarios alternativos por los que, durante la ejecución del metropolitano, se desvió y canalizó el tráfico y, en consecuencia, sufrieron un mayor deterioro.

En el caso del término municipal de Maracena, la adenda recogerá nuevos compromisos de reurbanización de viarios y reposición de servicios, que se sumarán a las actuaciones ya ejecutadas, como la reposición del eje formado por la calle Hornos, Pedro Arroyo y Pablo Neruda, así como la recientemente adjudicada en la Avenida de Argentina, que se iniciará en julio.

Igualmente, en el caso de Armilla, se incorporarán nuevas actuaciones a las obras ya ejecutadas en ejes contiguos a la traza del metro, así como la intervención recientemente adjudicada en la calle Alhambra, cuyas obras arrancarán en julio.

La adenda al convenio de Granada capital contemplaba, por su parte, obras compensatorias en el eje viario conformado por calle Palencia y Arabial, por valor de 4,5 millones de euros que, de acuerdo a dicha modificación del convenio, debían iniciarse una vez culminada la obra del metro, licitándose con la antelación suficiente.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha transmitido al Ayuntamiento de Granada su voluntad de adelantar en el tiempo esa actuación, y ha avanzado que los calendarios de finalización de obra civil y de los sistemas e instalaciones del Metro de Granada están fijados entre agosto y septiembre del presente año. De hecho, la obra civil, que comprende la infraestructura, vía y urbanización, concluirán antes, a finales de julio, ya que sólo resta la finalización del paso del metro ligero por la zona de la estación de ferrocarriles de la Avenida de Andaluces.

El proyecto de urbanización de este eje entre las calles Palencia y Arabial será objeto ahora de revisión y mejora por los técnicos del consistorio y de la Consejería de Fomento y Vivienda para la licitación de la obra en el menor plazo posible.

MOVILIDAD SOSTENIBLE

Igualmente, y a efectos también de equiparar el marco regulador del metro entre los cuatro municipios, la adenda al convenio con los ayuntamiento de Albolote, Maracena y Armilla incluirá también una cláusula que compromete el desarrollo de un convenio específico para que los municipios puedan convalidar hasta el 10 por ciento de la aportación a la inversión en el metro a cambio de obras y actuaciones municipales realizadas por estos consistorios, que fomenten el modelo de movilidad sostenible en el que se inserta el Metropolitano de Granada.

Este mecanismo de compensación ya quedó recogido en la adenda con la capital, en concreto, para descontar de la participación municipal en el metro la inversión efectuada por el Ayuntamiento de Granada en la Línea de Alta Capacidad (LAC).

Felipe López ha aprovechado también la celebración de esta comisión mixta para explicar los avances de la obra del Metropolitano de Granada, que presenta ya un nivel de ejecución de la inversión de entorno al 90 por ciento, y cuyo presupuesto total, pero incluyendo gastos de pre-explotación, pago de tributos e intereses financieros, se eleva a 558 millones de euros.

Igualmente, la Consejería de Fomento y Vivienda se encuentra en la fase de evaluación de las cinco ofertas presentadas al concurso del servicio de operación, que se pretende adjudicar en el transcurso del mes de julio, de acuerdo al programa previsto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *