Jueves, 19 enero, 2017

La Junta descarta “riesgos” para la población atendida por el Complejo Hospitalario y rechaza crear “alarma”

La Junta defiende que el proyecto de la fusión hospitalaria se trata de "un proceso participativo protagonizado por profesionales, representantes sindicales, instituciones sociales y comisiones de participación ciudadanas de las unidades clínicas"

Hospital Clínico de Granada | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

La Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía ha querido dejar claro este viernes que la población a la que atiende el Complejo Hospitalario Universitario de Granada “en ningún momento corre riesgos en ninguno de sus centros”, por lo que “es inaceptable” que se intente “crear alarma” al respecto.

La Junta ha realizado estas consideraciones en un comunicado en respuesta a la Plataforma de Trabajadores del Hospital Clínico, que ha presentado este viernes un manifiesto ante la Gerencia del Complejo Hospitalario de Granada en el que expresa su oposición a la fusión hospitalaria, advirtiendo de que el modelo previsto puede conllevar “serias deficiencias que ponen en riesgo la seguridad de los pacientes y la calidad de la asistencia”.

Frente a ello, la Delegación de Salud de la Junta asevera que “es inaceptable la alarma que intenta crear esta plataforma de trabajadores de reciente creación, ya que en ningún momento corre riesgos la población que atiende el Complejo Hospitalario Universitario de Granada en ninguno de sus centros”.

“Todo lo contrario”, apostilla la Junta, que resalta que “el Complejo Hospitalario Universitario de Granada se creó hace cuatro años, como resultado de la convergencia, si bien se viene trabajando en este proyecto hace casi una década”, y “prueba de ello es que existen varias unidades unificadas ya consolidadas tales como Nefrología, Medicina Preventiva o Farmacia Hospitalaria, entre otras”.

Añade la Junta que este proceso, “recientemente avalado por una sentencia del TSJA, se ha llevado a cabo con la participación de más de mil profesionales de todas las categorías”, de modo que “todas las propuestas de la organización se han tratado y consensuado en el seno de dichas unidades con la implicación de sus responsables y de los directivos del Complejo”.

Asimismo, el modelo de reorganización se ha presentado públicamente en los últimos años en distintos foros; en las propias unidades, colectivos sociales, comisiones de participación ciudadana, Consejo Social y Universidad, entre otros, y, además, “se han publicado numerosas informaciones en medios de comunicación y se han organizado sesiones informativas continuas en el salón de actos de los centros hospitalarios dirigidas a todos los profesionales”.

Según continúa la Junta, en el Complejo Hospitalario realizan su labor alrededor de 8.000 profesionales, a lo cuales se les ha pedido participación a través de sus unidades, y los que han querido así lo han hecho.

Se trata de “un proceso participativo protagonizado por profesionales, representantes sindicales, instituciones sociales y comisiones de participación ciudadanas de las unidades clínicas”,
grupos de trabajo en los que “los propios profesionales, representando a los distintos centros hospitalarios y a las diferentes categorías, ofrecieron sus conocimientos en beneficio de la ciudadanía, aportando a cada escollo soluciones factibles, y con la mirada puesta en el futuro con el fin de prestar la asistencia sanitaria más eficiente y de calidad a la población granadina”, agrega la Delegación de Salud.

Desde la Junta recuerdan además que el Complejo cuenta con dos hospitales para adultos y un Hospital Materno Infantil, y todos tienen “una cartera de servicios completa con el soporte tecnológico y las infraestructuras adaptadas a todas las especialidades”.

Además, “en cada uno de los hospitales existen, igual que ahora, unidades de referencia que requieren alta tecnología y especialización y que están ubicadas en uno u otro hospital”. El objetivo es “ofrecer de manera aglutinada servicios de alta especialización a la población granadina”.

La Junta subraya que “los tres hospitales darán respuesta a la atención a las urgencias generalistas para resolver cualquier situación”, así como que “los pacientes que necesiten una atención específica y compleja serán atendidos donde mayor capacidad resolutiva y de calidad se pueda ofrecer a su problema de salud”.

“AÑOS DE TRABAJO SERIO Y PLANIFICADO”

Así las cosas, desde la Administración andaluza y “después de tantos años de trabajo serio, planificado, riguroso y participativo, y a menos de dos semanas para el traslado al Hospital Campus de la Salud, no podemos aceptar que una plataforma que acaba de constituirse cuestione una realidad de la que ya se viene beneficiando la población de Granada”.

“Pedir que se paralice este proyecto es una irresponsabilidad y pura demagogia ante la ciudadanía, pidiendo que se renuncie a la excelencia asistencial que está lográndose trabajando en equipo, bajo las mismas exigencias de calidad y con un nuevo hospital que convertirá a la ciudad en referencia nacional e internacional en el ámbito de la salud y la innovación”, enfatiza la Junta.

Salud incide en que “un nuevo hospital que hará posible disponer de una oferta sanitaria mejor y más equitativa para la población, a través del desarrollo de unidades hospitalarias que permitan avances en la calidad asistencial, adoptando la mejor práctica clínica en el conjunto de los centros hospitalarios, dejando al margen variables obsoletas como, por ejemplo, el lugar de residencia de la persona usuaria de la sanidad pública andaluza”.

También remarca que “es el deber de la Administración sanitaria garantizar de la mejor manera posible la prestación del servicio público en aras de una mayor coherencia y racionalidad”, y “la constitución del Complejo Hospitalario Universitario de Granada persigue la suma de recursos para mejorar la asistencia de la ciudadanía a partir de la experiencia de los equipos profesionales de los centros hospitalarios”.

Así las cosas, la Delegación de Salud concluye afirmando que “es inadmisible este ataque tan gratuito a un sistema sanitario público que está legitimado por la valoración que de él hacen miles de pacientes y familiares que muestran a diario su satisfacción y confianza”.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Ya se encargarán los ciudadanos de sublevarse contra este disparate. Ellos son los que lo van a sufrir, si a los profesionales no nos han hecho caso, a los ciudadanos se lo tendrán que hacer. Si así, a base de prepotencia, quieren ganar las próximas elecciones, les auguro la mayor derrota del PSOE en la historia de España.