Domingo, 23 Julio, 2017

            

La Junta demanda al Gobierno que invierta en Granada más dinero en infraestructuras energéticas

Sandra García pide 146 millones de euros en infraestructuras energéticas frente a los 71 propuestos |Además reivindica como prioritaria y estratégica para Andalucía Oriental la subestación 400kV Baza y sus conexiones con las de Caparacena y La Ribina

Sandra García, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada


image_print

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, Sandra García, y la directora gerente de la Agencia Andaluza de la Energía, Natalia González Hereza, han reclamado hoy al Gobierno central una inversión para la provincia de 146 millones de euros en infraestructuras eléctricas frente a los 71 millones propuestos por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, dentro de la nueva Planificación Nacional de la Red de Transporte Eléctrico 2015-2020.

Esta cifra duplica el presupuesto asignado por el Gobierno central a la provincia de Granada, siendo una de las principales demandas la construcción de la subestación de 400kV “Baza” y su conexión con las subestaciones “Caparacena” y “La Ribina”, que conforman un eje estratégico para el desarrollo económico y social de Andalucía Oriental y para la conexión de proyectos de generación eléctrica, tanto con energías renovables, que suman más de 1.000 MW y son básicos para el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad energética en Andalucía. Esta infraestructura además garantizará la seguridad y calidad de suministro, así como la fiabilidad del sistema eléctrico de Andalucía Oriental y posibilitará la implantación de otros proyectos, como el futuro tren de alta velocidad Murcia-Almería que se alimentará de electricidad a través de la subestación de La Ribina.

Según ha explicado Sandra García la provincia de Granada dispone del 2% de la población de España, ocupa el 2,5% de la superficie del territorio nacional y consume el 1,4% de la energía eléctrica del país, lo que supondría un volumen de inversión con respecto a la nacional de unos 114 millones euros, sin embargo los 71 millones propuestos por el Ministerio sólo representan el 1,6% de la inversión nacional.

“Nuestra reivindicación va más allá de los 114 millones que nos correspondería y pedimos 146 millones, porque en nuestra provincia se acometerían proyectos que afectan a los territorios de Andalucía Oriental, como es el eje estratégico Ribina-Baza-Caparacena”, ha puntualizado la delegada del Gobierno.

Natalia González ha señalado que este nuevo plan del Ministerio para los próximos seis años prevé una inversión en Andalucía de 361 millones, el 7,9% del reparto nacional. Teniendo en cuenta los índices de población (18%), territorio (17%) y consumo eléctrico (14%) en el reparto, Andalucía dejará de percibir entre 290 y 461 millones de euros. “Un reparto que no tiene en cuenta las características y necesidades de la nuestra Comunidad Autónoma y que supone un freno a nuevas iniciativas empresariales, inversiones y empleo” ha señalado la directora gerente de la Agencia Andaluza de la Energía.

Igualmente, García ha señalado que esta distribución presupuestaria “tan cicatera con Andalucía ralentiza mucho de los esfuerzos que viene realizando el Gobierno andaluz con políticas de cohesión social y territorial y de igualdad de oportunidades en nuestra comunidad, desde una economía sostenible, para corregir los desequilibrios territoriales y aboca a la Andalucía Oriental a ralentizar su potencial desarrollo ”.

La provincia de Granada tiene un claro déficit en transporte eléctrico que se acentúa en la zona norte y está repercutiendo en el potencial desarrollo de su industria y especialmente el desarrollo de proyectos de energía renovable.

La propuesta de planificación de la red de transporte eléctrico presentada por el Ministerio para Granada tienen unas actuaciones limitadas centradas en los refuerzos de las líneas existentes, como la repotenciación línea 400 kV Huéneja-Caparacena-Archidona, en la mejora de la conexión de 220 kV con Almería, con la construcción de una nueva línea Benahadux-Saleres y repotenciando la existente Benahadux-Órgiva, y en la construcción de una nueva subestación, Saleres 220 kV, para la descongestión física de la subestación de Órgiva, para la que es inviable una ampliación o su conexión a nuevas líneas.

La Junta de Andalucía considera que estas actuaciones presentadas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo son claramente insuficientes y plantea ampliar a tres las actuaciones en subestaciones en la provincia, solicitando, adicionalmente a Saleres, la construcción de las subestaciones Baza 400 kV y la ampliación de Íllora 220 kV para apoyo a la distribución.

La directora gerente de la Agencia Andaluza de la Energía ha indicado que la Junta ha remitido una nueva propuesta de planificación energética al Gobierno central que tiene en cuenta el actual escenario económico y presupuestario, pero que incluye infraestructuras “prioritarias e imprescindibles para garantizar nuestro desarrollo económico y social”. En Andalucía, frente a las 27 actuaciones en subestaciones de transporte que planea el Ministerio, la Junta propone 45 actuaciones.

La delegada del Gobierno ha subrayado que a esta reivindicación de la Junta de Andalucía también se han sumado ayuntamientos, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (APREAN) porque frena muchos proyectos e iniciativas previstas para poner en marcha en la provincia, especialmente de energías renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *