Miércoles, 29 Marzo, 2017

La Junta declara nuevo Bien de Interés Cultural el yacimiento arqueológico de Medina Elvira

El nuevo BIC, situado entre Atarfe y Pinos Puente, alberga restos romanos, tardorromanos y de época medieval



image_print

Ubicado en el piedemonte de de la Sierra de Elvira, en los actuales términos municipales de Atarfe y Pinos Puente, el yacimiento de Medina Elvira alberga restos de una manifiesta relevancia histórica y patrimonial que ha sido reconocida por la Junta de Andalucía que le ha otorgado la calificación de Bien de Interés Cultural, mediante la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

“Se trata de un yacimiento de gran valor patrimonial y arqueológico” ha destacado la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez, que detalló que las características concretas de este yacimiento han permitido la conservación de evidencias materiales, sin las alteraciones y superposiciones que muestran otras zonas arqueológicas de la época, ya que la ciudad fue abandonada en 1010 y en ella nunca se volvió a ubicar ningún asentamiento de relevancia similar.

Este nuevo BIC, que fuera capital de la kura de Medina Elvira durante los siglos X y XI, constituyó el elemento nuclear del territorio de la vega granadina y la Andalucía oriental durante el Emirato y el Califato de Córdoba. Las actividades arqueológicas realizadas han permitido documentar los vestigios de una extensa ciudad que se desarrolla en las laderas de Sierra Elvira, descendiendo hasta la llanura aluvial del río Genil.

Se trata de un yacimiento “complejo y diverso”, ya que muestra una gran extensión espacial y cronológica. En términos generales, se pueden distinguir dos fases cronológicas del asentamiento, una primera romana y tardorromana, representada por los restos documentados ya desde el siglo XIX en torno a los Baños de Sierra Elvira y en el Cortijo del Marugán, y y una segunda fase de época medieval, bien conocida gracias a fuentes históricas árabes.
Los restos estructurales documentados hasta la fecha permiten conocer la organización urbanística de la ciudad, sus características constructivas y un registro arqueológico de gran importancia para el conocimiento de esta etapa histórica. Los elementos recuperados incluyen espacios de diversa tipología y funcionalidad como la alcazaba y murallas de la ciudad, espacios domésticos y viviendas, calles, arrabales, talleres artesanales y necrópolis.
La difusión y valoración del yacimiento se ha visto notablemente acrecentada con el desarrollo de actividades de difusión, como visitas guiadas, exposiciones, cursos, conferencias, así como con la creación de una página web específica que ha tenido como resultado la creciente valoración social del yacimiento como referente cultural y patrimonial de los municipios de Atarfe y Pinos Puente y, por extensión de toda la vega granadina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *