Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La Junta de Andalucía iniciará mejoras la A-92 en el Puerto de la Mora

La obra prevista tiene como objetivo la renovación del firme, muy deteriorado por el volumen de circulación que registra

Foto: Archivo GD
EP


image_print

La Consejería de Fomento y Vivienda iniciará este verano las obras para mejorar la seguridad vial en la A-92 en el tramo comprendido entre los puntos kilométricos 256 y 269, en el Puerto de la Mora (Granada), en el término municipal de Huétor Santillán, después de que haya firmado el contrato con la empresa adjudicataria Construcciones Pérez Jiménez.

Según informa el Gobierno andaluz en una nota, la actuación, que cuenta con una inversión de 1,68 millones y un periodo de ejecución de 16 meses, se incluye en un paquete de obras de adecuación proyectados por la Junta para esta carretera y cofinanciadas con Fondos Feder que supondrá un montante global de 424 millones y la renovación del firme en 26 kilómetros.

La delegada territorial de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo, ha destacado que “la mejora prevista en la A-92 en la provincia de Granada responde al objetivo de la Junta de mantener este eje viario que vertebra Andalucía en un estado de conservación óptima, garantizando su seguridad y confortabilidad, teniendo en cuenta el desgaste al que está sometido diariamente esta carretera”.

La A-92 constituye una vía vertebradora del transporte por carretera para toda la comunidad, con una intensidad media registrada que se aproxima a los 20.000 vehículos al día, con casi el 15 por ciento de pesados, lo que obliga a dicha carretera a soportar elevadas cargas.

La conservación y el estado óptimo para la circulación de esta vía estratégica es prioritaria para la Junta, teniendo en cuenta no sólo su condición de eje de comunicación y articulación del territorio, sino también las incidencias que tiene para el sector del transporte y la actividad empresarial de la región, ya que el desplazamiento de personas y mercancías entre Almería y Granada y con el resto de la región y hacia el Levante se realiza, sobre todo, por esta vía de gran capacidad.

El tramo del Puerto de la Mora cuenta con 13 kilómetros de longitud y la obra prevista tiene como objetivo la renovación del firme, muy deteriorado por el volumen de circulación que registra, teniendo en cuenta que tiene una intensidad media de 18.261 vehículos diarios (14,5 por ciento pesados).

En concreto, los trabajos contemplan dos tipos de tareas, atendiendo al grado de desgaste. Así, en los carriles derechos de ambas calzadas, que son las que mayor degradación presentan, se actuará en las capas intermedias del firme, realizando un fresado del pavimento y la posterior reposición de la capa eliminada. Por su parte, en toda la plataforma se extenderá la capa de rodadura con un microaglomerado, homogeneizando la calzada, que presenta falta de continuidad por los saneos ejecutados previamente.

El material sostenible e innovador utilizado, a base de betún modificado con polímeros y adición de caucho procedente de neumático fuera de uso, mejorará la capacidad de adherencia de los vehículos a la carretera.

Estas medidas tendentes a reforzar la seguridad vial son claves en un punto como el Puerto de la Mora, un puerto de alta montaña con condiciones climatológicas adversas, lo que supone una dificultad añadida para la movilidad de los vehículos, sobre todo de los dedicados al transporte de mercancías. Con un firme renovado, será posible garantizar además la eficacia del plan de vialidad invernal en esta zona, que es una de las de mayor incidencia en la provincia.

Además de esta intervención, la Junta tramita una segunda actuación, que se encuentra en fase de licitación con un presupuesto inicial de 2,56 millones y un periodo de ejecución de ocho meses. Ésta afectará a otros 13 kilómetros que discurren entre los puntos 295 y 308, en los términos municipales de Guadix, Valle del Zalabí y Aldeire.

La previsión es que el inicio de los trabajos se produzca antes de que finalice este año y los trabajos se llevarán a cabo en los dos sentidos de la circulación y contemplan tres tipos de tareas: renovación del firme en capas intermedias en los carriles de ambas calzadas que presentan patologías a este nivel de profundidad, regularización de la rasante en tramos con deformaciones o asentamientos y extendido de una nueva capa de rodadura en todo el ancho de la carretera, usando también el mismo material sostenible.

Actualmente, el tramo tiene una limitación de velocidad de 80 kilómetros/hora con la correspondiente señalización vertical. Este punto de la A-92 Sur también soporta una alta frecuencia de paso, traducida en 9.270 vehículos al día, con un volumen del siete por ciento de pesados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *