Sábado, 25 Marzo, 2017

La Junta de Andalucía da el visto bueno al Plan Económico del Ayuntamiento de Granada

Tras no conseguir la estabilidad presupuestaria en el año 2013, el Consistorio granadino se ha visto obligado a cuadrar sus cuentas bajo la supervisión autonómica y estatal | El concejal de Economía asegura que Granada recuperará la estabilidad económica en 2014 mientras que la oposición habla de Ayuntamiento "intervenido".

El concejal de Economía, Francisco Ledesma, durante la presentación del presupuesto municipal en enero | Foto: Jaime Martín


image_print

El plena hecatombe económica el Consistorio granadino consiguió, en 2012, una estabilidad en sus cuentas que había sido inédita hasta la fecha. Ese fue el año de gracia tras el cual, los números volvieron a bailar en contra de las arcas municipales. ¿La razón? La deuda heredada del tripartido para unos o mala gestión del equipo de gobierno para otros. De cualquier manera, la reciente ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el gobierno central ha supuesto la supervisión del presupuesto granadino por parte de la Junta de Andalucía. De este modo y tras pasar por la consejería de Hacienda y Administración Pública, el denominado Plan Económico y Financiero -que en la práctica es sinónimo de la ejecución de los presupuestos municipales- ha quedado aprobado, según anunció en rueda de prensa el concejal de Economía, Francisco Ledesma.

Por su parte, tanto desde el PSOE como desde IU se habla de un Ayuntamiento “intervenido” por la administración regional y estatal y se pone en duda el anuncio de superavit que la concejalía de Economía espera recibir para los próximos dos ejercicios económicos.

RESPALDO A LAS CUENTAS MUNICIPALES 

Para el equipo de gobierno municipal, lo que viene a aprobar la Junta es la ejecución normal del presupuesto, “que va a dar estabilidad presupuestaria en el año 2014 por un importe de 4.680.000 euros y para el ejercicio 2015 por un importe superior a los cinco millones de euros”. Con esta palabras defendió Ledesma las cuentas granadinas, las cuales, ha reiterado, no han venido acompañadas de un mayor esfuerzo financiero para la ciudadanía de la capital – el edil destaca la congelación del IBI desde 2012-.

En cuanto a la situación que ha llevado al Ayuntamiento a estar bajo supervisión, el edil de Economía fue muy claro a la hora de señalar la “desastrosa gestión del tripartido”, de cuyos efectos se habría derivado la sentencia que obliga al Consistorio a pagar 15 millones de euros por la expropiación irregular de unos terrenos del PTS. Sin ese gasto “imprevisto”, Ledesma aseguró que las finanzas granadinas no se encontrarían en la delicada situación actual.

En esa línea, Ledesma también señaló que el ya aprobado Plan Económico y los presupuestos que conllevan fueron en su día rechazados en bloque por los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Granada: “he de recordarles las críticas tan feroces que realizaron a los presupuestos de 2014”, unas cuentas que “tenían la conformidad de la intervención general y ahora la aprobación de los técnicos de la Junta. Es la diferencia que hay entre un análisis técnico y objetivo y un análisis político interesado en obstaculizar la labor de este equipo de gobierno”.

LA OPOSICIÓN CONTEXTUALIZA 

A consultas de Granada Digital, tanto desde el partido socialista como desde Izquierda Unida se ha querido contrastar las declaraciones de Francisco Ledesma. Así, para el secretario general de los socialistas de la capital, José María Rueda, la mencionada oposición de su grupo a los presupuestos de este año se debe a las “infladas” previsiones presupuestarias del PP y a la prioridad en los gastos: “no se dedica el dinero a lo que la ciudad merece y por eso votamos en contra”, ha sentenciado Rueda.

Por su parte Francisco Puentedura, portavoz de IU en el Ayuntamiento, pide contrastar el superavit anunciado por Ledesma con los informes de seguimiento del plan de ajuste que ha realizado la intervención municipal para los dos primeros trimestres de este año, “donde se señala que la deuda a proveedores supera los 60 millones de euros, la financiera pasa de los 220 y la deuda a corto plazo se ha incrementado en 15 millones”. En definitiva, para el líder de izquierdas, “probablemente no se acabe el ejercicio con estabilidad presupuestaria”

En cuanto a la responsabilidad del tripartido en la deuda del Ayuntamiento mencionada por el concejal de Economía, tanto Rueda como Puentedura han coincidido en pedirle a Ledesma que “no se remonte a la época de Chisdasvinto”. En palabras de Puentedura, “12 años después del tripartito y con un Ayuntamiento que tiene una deuda global que supera los 300 millones de euros, esa excusa es una obscenidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *