Jueves, 17 Agosto, 2017

            

La Junta coordina un grupo de trabajo para garantizar la seguridad de visitantes de espacios protegidos de la provincia

La orografía, la climatología y actitudes de los visitantes a parques pueden ser desencadenantes de accidentes en alta montaña

Reunión de coordinación del grupo de Trabajo de Seguridad en Montaña | Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

La delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inmaculada Oria, ha presidido la reunión de coordinación del grupo de Trabajo de Seguridad en Montaña, impulsado por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que ha contado con la presencia de representantes de diversas instituciones y entidades, como son el Servicio de Emergencias 112, Protección Civil, el SEREIM, el Servicio de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil; el Ayuntamiento de Monachil, Cetursa, el Espacio Natural de Sierra Nevada, la Federación Andaluza de Montañismo, de personal técnico del área de Deportes de la Junta y de la propia delegación de Medio Ambiente.

El objetivo de esta reunión es “poner a punto todos los protocolos y coordinar las actuaciones que las distintas administraciones realizan en la prevención y seguridad de los visitantes al Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada, así como de otros Espacios Naturales Protegidos de la Provincia”, aseguró la delegada quién afirmó que este tipo de actuaciones son fundamentales para lograr que “todo el que acceda al espacio de Sierra Nevada, así como a otros, lo haga de la manera más segura posible”.

El espacio de Sierra Nevada viene trabajando en ello mucho tiempo, llevando a cabo campañas informativas, y actuaciones diversas de prevención. Además, semanalmente, los técnicos del parque realizan una ficha informativa de seguridad que incluye las características climatológicas generales; las condiciones de hielo en las distintas zonas; recomendaciones relativas a la planificación de la actividad, equipo y material; así como las pautas de comportamiento cuando se entre en contacto con animales silvestres o cuando se utilicen distintas instalaciones del Espacio Natural. Por último, se adjunta un listado de teléfonos y direcciones de interés.

Estas fichas semanales se distribuyen por las principales redes sociales, se facilitan a los agentes forestales, a las empresas turísticas vinculadas a la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), los clubes de montaña tanto del ámbito de Sierra Nevada como de los andaluces en general; a las federaciones deportivas, a los puntos de información turística de las provincias de Granada y Almería, a los distintos grupos de voluntariado de la zona, así como en los refugios y centros de visitantes.

Muchos son los factores que pueden influir para que se desencadene un accidente: desde cuestiones objetivas como la orografía o la climatología, a capacidades y actitudes individuales, que dependen del propio usuario. En Sierra Nevada, por ejemplo, concurren ciertas circunstancias especiales que pueden dar lugar a situaciones de riesgo como la accesibilidad a cotas elevadas, el relieve, o un número en continuo ascenso de visitantes atraídos no sólo por la nieve y su condición de espacio natural de alta montaña, sino también por sus cumbres de referencia, como el pico Mulhacén, que con sus 3482 metros de altitud, es el techo de la Península Ibérica y constituye un auténtico polo de atracción para montañeros, alpinistas y escaladores de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *