Lunes, 16 enero, 2017

La Junta congela los precios para el crédito de estudios de grado

El Gobierno andaluz ha aprobado este martes la oferta de titulaciones y los precios de matrícula de las universidades de la comunidad autónoma para el curso 2015/2016, que quedan congelados por segundo año consecutivo para los grados y experimentan un nuevo descenso en los másteres de en torno al 16,5 por ciento.

Antonio Ramírez de Arellano
Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


image_print

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha explicado que esta medida permitirá llevar los precios públicos a niveles próximos a los registrados en el curso 2011/2012, antes de la entrada en vigor del Real Decreto de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, que fijó los “recortes” en materia de educación superior.

Los precios públicos para el crédito de los estudios de grado, tal y como propuso el Consejo Andaluz de Universidades, se mantienen por tercer año consecutivo en 12,62 euros (42 céntimos más que en el curso 2011/12) como cuantía única para todas las titulaciones, situándose en el mínimo de la horquilla fijada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (entre el 15 por ciento y el 25 por ciento del coste de la enseñanza).

Por su parte, el precio de los másteres desciende en torno a un 16,5 por ciento. Esta medida permite fijar en apenas un euro la distancia que separa el precio de un grado y el de un máster habilitante para el ejercicio de una profesión regulada (13,68 euros frente a los 16,41 del pasado año). También sitúa las tasas de los másteres no habilitantes en niveles cercanos a los de antes de la entrada en vigor del Real Decreto (29,57 euros, un euro más que en 2011).

Este ajuste se debe principalmente a dos factores. Por un lado, a un aumento de matriculados en formación superior, derivado de un mayor número de graduados de las primeras promociones del Plan Bolonia y de la revisión del mapa de titulaciones.

Por otro, a las medidas de “gestión eficiente, ahorro e inversión llevadas a cabo por las diez universidades públicas andaluzas en los últimos años”. De este modo, Andalucía seguirá siendo el próximo curso la única comunidad autónoma que aplica un solo precio en primeras y segundas matrículas, sin distinción por ramas de conocimiento. La elección de la titulación no estará así condicionada por un coste real que, en el caso de las carreras de alta experimentalidad como Medicina, podría ser superior.

Por otra parte, el precio del crédito de los doctorados se fijan en el mismo valor de los másteres habilitantes, 13,68 euros, y el de tutela académica del periodo de investigación en 60,30 euros.

EQUIDAD Y EL VALOR DEL ESFUERZO

A la política de precios, el Gobierno andaluz incorpora el próximo curso nuevas medidas encaminadas “a reforzar la equidad y el valor del esfuerzo”, según ha expuesto el consejero. Se crean nuevas categorías de exención de pago, como es el caso de las víctimas de violencia de género o los estudiantes con Premio Extraordinario de Fin de Grado, el cual dará derecho a matrícula gratis en el primer curso de otro título oficial.

Como reconocimiento al esfuerzo personal, según ha agregado Ramírez de Arellano, el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno establece también la reducción de hasta el 70 por ciento del coste del crédito para aquellos estudiantes que superen una materia en convocatoria extraordinaria sin haber recibido docencia, o solo haberlo hecho parcialmente.

Esta iniciativa contribuye a paliar el progresivo aumento del coste de una matrícula, fijado por el Real Decreto del Gobierno central para aquellos estudiantes que deban inscribirse más de una vez en una asignatura.

Otra de las novedades en materia económica afecta al sistema de fraccionamiento de pagos. Para el curso 2015/16 se amplían de cinco a ocho los plazos en los que se puede abonar la matrícula, a la vez que se elimina la restricción de solicitud a aquellos estudiantes que cumplan los requisitos económicos de las becas de carácter general y movilidad del ministerio.

Para el próximo curso, las universidades públicas de Andalucía ofertarán un total de 415 títulos de grado (cinco nuevos), 513 másteres (63 nuevos) y 159 programas de doctorado (cuatro más).
Las nuevas enseñanzas de grado son Biotecnología en la Universidad de Almería; Fisioterapia en la de Córdoba, y Administración y Dirección de Empresas, Derecho y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, en la Pablo de Olavide, de Sevilla, a través de su centro adscrito San Isidoro.

Por universidades, Almería ofertará el próximo curso 30 grados; Cádiz, 54; Córdoba, 34; Granada, 63; Huelva, 29; Jaén, 38; Málaga, 61; Pablo de Olavide, 23, e Hispalense de Sevilla, 83.

En cuanto a los 513 másteres, con reconocimiento oficial en todos los países de la Unión Europea, el decreto incorpora 63 títulos nuevos, ampliando una oferta más orientada a los requerimientos del mercado laboral, sobre todo en las áreas de especialización que marcan los seis Campus de Excelencia Internacional que funcionan en Andalucía: agroalimentación, biotecnología, biomedicina, salud, energías renovables y tecnologías de la comunicación.

Entre los títulos que se imparten por primera vez, las universidades completan la oferta de los másteres que habilitan para el ejercicio de una profesión regulada con tres nuevas propuestas: el Máster Universitario en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, de la Universidad de Cádiz; el Máster Universitario en Ingeniería Industrial, de la Universidad de Córdoba, y el Máster Universitario en Ingeniería Agronómica, de la Universidad de Sevilla.

De otro lado, el consejero ha cifrado en unos 600 millones de euros la deuda de la Junta con las universidades andaluzas y ha indicado que hay que procurar que éstas no se retrasen en el pago a proveedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *