Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La Junta asegura que la nueva Ley de Servicios Sociales garantizará prestaciones básicas con un acceso universal

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales clausura en Almuñécar, Granada, la Escuela de Verano de Servicios Sociales

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio | Autor: Archivo GD
Gabinete


image_print

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha asegurado que la nueva Ley de Servicios Sociales es una norma “en la que la ciudadanía ocupa el lugar central y más destacado, puesto que nace con la intención de consolidar y blindar un verdadero sistema público de servicios sociales en Andalucía, garantizando prestaciones básicas con un acceso universal”. Así lo ha señalado en Almuñécar (Granada) durante la clausura de su Escuela de Verano de Servicios Sociales, junto a la Diputada de Bienestar Social de la Diputación de Granada, Olvido de la Rosa. A dicho acto también asistió la alcaldesa de la localidad, Trinidad Herrera.

Sánchez Rubio ha subrayado que la nueva Ley “presta una especial atención a aquellas personas que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad, que son más de los que desearíamos, resultado de esta larga crisis económica y financiera en la que nos encontramos”.

Durante su intervención, la consejera ha resaltado a los participantes de la Escuela de Verano que “en los tres días que lleváis aquí habéis abordado temas esenciales, como son la sinergia, la cooperación, la actuación en red, las nuevas demandas de la ciudadanía, los nuevos derechos sociales o los sistemas de protección. Temas, todos ellos, que se contemplan y abordan en la nueva ley de Servicios Sociales de Andalucía que recientemente ha comenzado con su tramitación parlamentaria, tras su aprobación por el Consejo de Gobierno”.

La responsable de las políticas sociales en Andalucía ha desgranado algunas novedades de la futura Ley, como la elaboración de un catálogo de prestaciones garantizadas y condicionadas, en el plazo de un año desde su aprobación parlamentaria. Entre las garantizadas, están los servicios de información, valoración, orientación y asesoramiento; los proyectos de intervención, la atención en situaciones de urgencia social y los servicios específicos de protección de menores en situaciones de riesgo o desamparo, así como todas las prestaciones y servicios de la Ley de Dependencia.

Otro aspecto destacable es la incorporación de la voluntad anticipada, que permitirá a la persona usuaria dejar constancia sobre qué tratamientos y recursos sociales quiere recibir en previsión de una incapacidad futura, así como la Tarjeta Social, que dará acceso al sistema en los términos definidos en el proyecto de ley.

La titular de Igualdad y Políticas Sociales ha destacado algunas cifras de la población atendida por los servicios sociales en Andalucía. Por ejemplo, los Servicios Sociales Comunitarios atienden a aproximadamente dos millones de personas anualmente, más de 210.000 en la provincia de Granada. A su vez, el sistema de Dependencia atiende a 179.000 personas, casi 22.000 (21.758) de las cuales son granadinos o granadinas.

Por último, Sánchez Rubio ha recordado que “la nueva ley de Servicios Sociales, además de blindar derechos de ciudadanía, blinda las competencias de las entidades locales en materia de servicios sociales, garantizando la consolidación de estos servicios en el ámbito municipal de Andalucía, que con la reforma local estaban condenados a desaparecer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *