Domingo, 22 enero, 2017

La Junta asegura que el cambio de hora permitirá un ahorro eléctrico equivalente al consumo de 30.000 personas

La Agencia Andaluza de la Energía estima que el ahorro producido en la región por el cambio de hora es de 18,5 millones de euros

Gabinete


image_print

La madrugada del sábado 26 de octubre habrá que atrasar una hora los relojes, a las 3.00 serán las 2.00, lo que permitirá a Andalucía un ahorro eléctrico acumulado equivalente al consumo de 30.000 personas. Según la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, el ahorro doméstico en iluminación que se produce con los dos cambios de hora que tenemos en el año es de un 5%, unos 100 millones de kilovatios hora anuales (kWh), que representa para los hogares andaluces un ahorro en electricidad superior a los 18,5 millones de euros.

El gasto en luz representa aproximadamente la quinta parte de la electricidad que consume una la vivienda. Así, un hogar que consume al año unos 4.000 kWh, destina un 18% a iluminación.

Con el inicio del siglo XX, se fija para todo el territorio español la hora del Meridiano de Greenwich, también llamada GMT (Greenwich Meridian Time) o TU (Tiempo Universal).

En España, esta medida se lleva adoptando desde 1974, aunque la última regulación a la que se ha adaptado el país llega de la mano de la directiva Europea 2000/84, que entre otras cosas unifica los días en los que se producen los cambios de hora en todos los países de la Unión Europea, siendo estos el último Domingo de Marzo y Octubre, respectivamente. Dicha directiva se entiende con carácter indefinido, aunque cada 5 años la Comisión Europea publica el calendario de las fechas concretas en las que se producirá el cambio de hora durante los 5 años siguientes.

Esta es una medida que llevan a cabo unos 70 países en todo el mundo, siendo Japón el único país industrializado que no se ha adaptado aún a esta normativa.

CONSEJOS PARA AHORRAR EN ILUMINACIÓN 

La Agencia Andaluza de la Energía recomienda elegir la lámpara adecuada según la estancia del hogar para ahorrar en iluminación. Es muy recomendable el uso de bombillas de bajo consumo, que duran ocho veces más que las convencionales y proporcionan la misma luz pero consumiendo menos. Los 60W de una bombilla tradicional suponen sólo 11W en una de bajo consumo, con lo que se ahorran unos 55 euros de electricidad durante la vida útil de la bombilla. Una lámpara de 75W equivale a 15W en una de bajo consumo, lo que reportará un ahorro de 67 euros. Es muy importante deshacerse de ellas adecuadamente porque contienen mercurio.

Las bombillas de bajo consumo es mejor no utilizarlas en ubicaciones con encendidos y apagados frecuentes porque se reduciría su vida útil. En estos sitios, es mejor poner lámparas fluorescentes de bajo consumo con balastos electrónicos, que propician un encendido más suave, no parpadean al encenderlas y contribuyen a que tengan una vida útil mayor.

Aunque los tubos fluorescentes son más caros que las bombillas corrientes, consumen hasta un 80% menos de electricidad para la misma emisión luminosa y tienen una duración entre 8 y 10 veces superior. Se recomienda usar tubos fluorescentes donde se necesite más luz durante muchas horas, por ejemplo, en la cocina. En vestíbulos, garajes, zonas comunes, etc, es interesante colocar detectores de presencia para que las luces se enciendan y apaguen automáticamente.

Las lámparas halógenas ofrecen una mejor calidad de luz. Aquellas que necesitan de un transformador electrónico disminuyen la pérdida de energía con respecto a los convencionales, consiguiendo que el consumo final de electricidad sea entre un 30% y un 50% inferior al de las bombillas convencionales.

La lámpara led es una buena elección por su amplio abanico de temperaturas de color y una vida útil que supera ampliamente al resto de fuentes de luz con un bajo nivel de consumo.

Por su parte, las incandescentes son las de mayor consumo eléctrico, las más baratas y las de menor duración. Sólo aprovechan en iluminación un 5% de la energía eléctrica que consumen, el 95% restante es calor.

PROGRAMA DE AYUDAS “ILUMINACIÓN EFICIENTE”

El Programa de “Iluminación Eficiente” de Andalucía, que gestiona la Agencia Andaluza de la Energía, tiene por objeto la sustitución de sistemas de iluminación interior por otros de mayor eficiencia energétic,a que permitan la disminución del consumo de energía eléctrica en Pymes con centros de actividad ubicados en la Comunidad Autónoma.

Este Programa contempla el suministro y montaje de nuevas instalaciones de iluminación, así como el desmontaje y retirada, conforme a la normativa aplicable, de las instalaciones existentes, cuando éstas consistan en la sustitución de lámparas ineficientes (lámparas incandescentes, halógenas convencionales o tubos fluorescentes con reactancias electromagnéticas) por otros elementos de mayor eficiencia energética.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *