Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La Junta apela a la “responsabilidad” de los monitores de aulas matinales para que se reincorporen al trabajo

La delegada de Educación, Ana Gámez, asegura que el servicio se ha adjudicado a otras empresas | Algunos de los trabajadores llevan sin cobrar ocho meses



image_print

La Junta ha apelado a la “responsabilidad” de los trabajadores del servicio de aulas matinales de la provincia de Granada para que se reincorporen a sus puestos de trabajo y abandonen la huelga indefinida que iniciaron hace una semana, toda vez que las nuevas empresas adjudicatarias “les están llamado” y el Gobierno andaluz está trabajando “para que puedan cobrar lo antes posible”.

La delegada de Educación de la Junta en Granada, Ana Gámez, ha señalado a los periodistas que este lunes se han reactivado las aulas matinales en cuatro centros, después de que el servicio haya sido adjudicado a nuevas empresas, aunque el resto de colegios afectados siguen sin prestarlo.

Ante la reivindicación de los trabajadores de que sea la Junta la que les abone los salarios pendientes –que alcanzan las seis mensualidades en algunos casos– Gámez ha matizado que su departamento no mantiene ninguna relación laboral con ellos y, para poder hacerlo, debe ser un juez el que nombre al Gobierno andaluz responsable subsidiario.

No obstante, la Junta está dando pasos para favorecer que la plantilla “cobre lo antes posible” y mantiene conversaciones con el administrador concursal de la anterior empresa adjudicataria para que los 30.000 euros que le deben abonar por los meses de diciembre y enero vaya directamente al abono de las nóminas.

“La empresa está en concurso de acreedores, tiene otras deudas y hay dificultades para que ese dinero vaya para las nóminas, por eso hemos hecho esa propuesta y creemos que se puede resolver de forma positiva en los próximos días”, ha señalado la delegada a preguntas de los periodistas tras visitar el Biodomo del Parque de las Ciencias.

También ha defendido que la Junta ha garantizado la subrogación de todos los trabajadores por parte de las nuevas empresas adjudicatarias y ha apelado en este contexto a la “responsabilidad” de la plantilla para que vuelva al trabajo, confiando en su “sensatez” y en la de los sindicatos.

El conflicto afecta a una plantilla de 150 trabajadores que prestan servicio a unos 2.000 escolares de la provincia de Granada: 1.200 que reciben el servicio de aula matinal y 800 que se benefician de las actividades extraescolares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *