Martes, 17 Octubre, 2017

            

Comienza a restaurar los terrenos afectados por el decaimiento del pinar del Parque Natural de la Sierra de Baza

El proyecto supone una inversión de 3 millones de euros y alrededor de 10.000 peonadas

Sierra de Baza
Gabinete


image_print

La Junta de Andalucía acometerá durante los próximos 18 meses un proyecto de restauración forestal de los terreros afectados por el decaimiento de las repoblaciones de pinar en el Parque Natural de la Sierra de Baza, con una inversión de 3 millones de euros que conllevarán alrededor de 10.000 peonadas.

El proyecto de actuación ha sido presentado durante la reunión de la Junta Rectora del Parque, celebrada en Caniles, con la presencia de la delegada del Gobierno, Sandra García, el director general de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, Javier Madrid, y la delegada de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Inma Oria.

Según la delegada del Gobierno, “la Consejería de Medio Ambiente ha estado desde el primer momento preocupada y ocupada por el problema de la cochinilla del pino y estamos con las actuaciones previas para comenzar los trabajos en septiembre”.

Por su parte, el director general explicó que el proyecto pretende amortizar los efectos del cambio climático, un problema global con un efecto local”. Asimismo, agradeció a las Universidades de Granada y Córdoba “el trabajo extraordinario para estudiar las medidas a adoptar para enfrentar un problema nuevo y acometer un proyecto a largo plazo”.

Entre las actuaciones, en un espacio de unas dos mil hectáreas, se creará un perímetro de seguridad y saneamiento de la zona mediante la corta del arbolado muerto y se acometerán acciones para la defensa y mejora del suelo, mediante el apeo de arbolado dañado y su incorporación al suelo mediante triturado de residuos, así como la quema controlada, construcción de fajinas y albarradas con los pies apeados.

Destacar también que está previsto el establecimiento de parcelas experimentales de restauración, en las que se harán clareos de alta intensidad (50% de extracción) en las masas de Pinus pinaster aún no afectadas (o con bajo grado de afección), manejo de la vegetación acompañante resalveo del encinar y creación de núcleos de dispersión (plantaciones con matorral de la zona en cercados de protección, para que sirvan de fuente semillero para acelerar los procesos de restauración natural).

Las obras, encomendadas a TRAGSA mediante Encomienda de Gestión de fecha 4 de julio de 2017 por un importe de 2.984.702,27 euros y un plazo de ejecución de 18 meses, están co-financiadas con fondos FEADER.

La contratación de la mano de obra necesaria para la realización de estos trabajos se realizará a través de una oferta gestionada a través del Servicio Andaluz de Empleo de la Junta de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *