Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La Junta acomete en Armilla y Maracena la restauración de las calles afectadas por las obras de metro de Granada

La delegada territorial de Fomento y Vivienda visita estos trabajos compensatorios, que suponen una inversión de 1,68 millones

El metro pasa por Maracena | Foto: archivo GD
Gabinete


image_print

La Consejería de Fomento y Vivienda está llevando a cabo la restauración de las calles que fueron afectadas por las obras del metro de Granada en los municipios de Armilla y Maracena. Estas obras, ubicadas en pleno centro urbano, suponen cambios en la circulación de vehículos y molestias a los vecinos que se están centralizando a través de los servicios municipales de cada municipio.

La delegada territorial de Fomento y Vivienda en Granada, Mariela Fernández-Bermejo, ha visitado hoy estos trabajos en ambos municipios con el objetivo de comprobar los avances y conocer sobre el terreno las incidencias de las mismas. Para la delegada, “el objetivo principal es restituir y mejorar las condiciones urbanas de unas calles que, al canalizar un gran volumen de tráfico durante las obras del metropolitano, sufrieron un gran deterioro”.

Estas actuaciones complementarias del metro de Granada, que se localizan en la avenida Argentina de Maracena y en la calle Alhambra de Armilla, suponen una inversión conjunta de 1,68 millones de euros. Se trata de la reurbanización de dos ejes viarios de ambas localidades que, durante la construcción del metro, canalizaron los desvíos alternativos de tráfico, y que incluye también la reposición de colectores en ambas vías.

En el caso de Armilla, las obras afectan a las calles Alhambra y Camelia. Se ha finalizado, en los últimos días, el cruce bajo el camino de Churriana, un punto crítico dentro de la actuación ya que en esta zona confluyen los servicios de gas, abastecimiento, telefónica y la antigua red de acequias de la vega de Granada.

En la localidad de Maracena, se está dando solución a los problemas de saneamiento que presentaba la red existente en la avenida Argentina, sustituyendo el antiguo colector por uno de hormigón de un metro de diámetro, según ha pedido la empresa responsable de la gestión del agua en el área metropolitana.

Ambas obras han afectado notablemente al tráfico del casco urbano de los municipios y se han habilitado desvíos debidamente señalizados y coordinados con los servicios municipales. Ambas obras, que ejecuta y financia la Consejería de Fomento y Vivienda, han sido previamente consensuadas con los ayuntamientos, y durante el mes de julio se mantuvieron reuniones con representantes vecinales, a los que acudió la delegada territorial de Fomento, Mariela Fernández-Bermejo, para explicar los principales detalles de ambas intervenciones y mantener así una interlocución permanente con la ciudadanía.

Armilla

En el caso de Armilla, la calle Alhambra no sólo vio incrementado su tráfico durante la ejecución de la infraestructura del metro, sino que consecuencia de la peatonalización de la calle Real, por donde circulará el metro, y la posterior reordenación del tráfico asociada, la calle se ha transformado en este tiempo en una vía principal de penetración al centro de la ciudad.

La intervención en la calle Alhambra incluye la colocación de un nuevo colector que dará continuidad a la red de saneamiento construida en la avenida Poniente por el metro de Granada para la mejora del drenaje del metro ligero. Asimismo, se acometerá lareurbanización de la calle, mejorando sus aceras y mobiliario urbano, dando así una solución homogénea en todo su recorrido, con la mejora también del firme en la calzada.

Maracena

Las obras en Maracena consisten en renovación del saneamiento y en la adecuación y reurbanización de la avenida Argentina para configurar una calle con tráfico unidireccional, aceras más anchas y accesibles y ordenación de aparcamientos en línea. Esta actuación lleva incluida el refuerzo de firme en la calzada, que mejorará la comodidad en la conducción de los vehículos. También se instalarán nuevas luminarias en ambos lados de la calle, según modelo propuesto por los técnicos municipales.

La obra civil (infraestructura, vía y urbanización) del Metropolitano de Granada en los términos municipales de Maracena y Armilla fueron las primeras en concluir, en el año 2011, y las últimas intervenciones en estas localidades se corresponden a la implantación de los sistemas e instalaciones ferroviarias (señalización, energía y comunicaciones).

El Metropolitano de Granada, que cuenta con cofinanciación de Fondos Feder, tiene un trazado de 15,9 kilómetros de longitud, que constará de 23 paradas y 3 estaciones subterráneas, y su estimación de viajeros para el primer año de servicio comercial completo es de 11 millones de usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *