Sábado, 19 Agosto, 2017

            

La Junta aboga por la prevención y la promoción de hábitos saludables

Sánchez Rubio destaca el Programa Ciudades ante las Drogas para luchar contra las adicciones en el 80 aniversario de Alcohólicos Anónimos

Foto: Archivo


image_print

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha puesto de manifiesto la importancia y eficacia de los grupos de autoayuda en la recuperación de personas con dependencias y ha abogado por “la prevención y la promoción de hábitos de vida saludables entre la población andaluza infantil y juvenil. Así lo ha señalado en la celebración del el octogésimo aniversario de la Asociación de Alcohólicos Anónimos celebrado hoy en el municipio granadino de Armilla.

Sánchez Rubio ha hecho referencia al Programa Ciudades ante las Drogas, puesto en marcha por la Junta de Andalucía para luchar contra las adicciones. Un programa cuya financiación, compartida con los municipios, se articula a través de subvenciones anuales y que en la actualidad se está desarrollando en 308 municipios andaluces, lo que significa un 40% del total.
Para la titular de Igualdad y Políticas Sociales, el alcoholismo “es un problema de salud en el más amplio sentido, porque afecta al cuerpo, a la mente, a las relaciones sociales y a la espiritualidad de la persona”. En este sentido, las estimaciones realizadas en España y recogidas en el último informe ‘Evolución de los indicadores del estado de salud en España y su magnitud en el contexto de la Unión Europea’, referidas al año 2013, señalan un descenso del consumo de bebidas alcohólicas desde el inicio de la década de los años 80 hasta el año 2000, momento a partir del cual la tendencia es menos clara.

En España es menor el consumo en personas mayores de 65 años y mayor entre personas de 45 a 64 años. Las mujeres consumen menos que los hombres. Y las personas que tienen estudios primarios consumen más alcohol que las que tienen estudios universitarios.

El IV Plan de Salud de Andalucía confirma estos datos, si bien pone de relieve el aumento del consumo de alcohol un 13% entre personas de 45 a 64 años, en cuatro años. Por provincias, han sido Almería, Cádiz, Huelva y Málaga donde más ha aumentado el consumo excesivo de alcohol.

TRATAMIENTO 

La Junta de Andalucía pone a disposición de las personas que desean salir del problema de la adicción al alcohol un amplio abanico de recursos que suman 176 centros de atención en el conjunto de la comunidad autónoma. De ellos 120 son Centros de Tratamiento Ambulatorio, 10 de los cuales son específicos de alcohol gestionados por Asociaciones de Autoayuda.

Estos centros constituyen el primer nivel de atención, realizándose a través de ellos las derivaciones a los recursos de segundo nivel. Son centros destinados a la prevención, orientación, desintoxicación ambulatoria, deshabituación y reinserción de las personas con dependencia de sustancias como el alcohol. En cada provincia existe un centro coordinador conocido como Centro Provincial de Drogodependencias, que constituye el referente de las actuaciones en materia de adicciones en la provincia.

La desintoxicación se realiza en tres Unidades de Desintoxicación ubicadas en Hospitales del Servicio Andaluz de Salud (Granada, Algeciras y Sevilla). Son espacios integrados en hospitales que tienen la función de realizar desintoxicaciones en régimen de internado, cuando las circunstancias personales o familiares hacen difícil llevarla a cabo de forma ambulatoria. A ellos se accede gratuitamente mediante un protocolo de ingreso que se prepara en los Centros de Tratamiento Ambulatorio.

Para deshabituación Andalucía cuenta con 23 Comunidades Terapéuticas, centros de rehabilitación de carácter residencial que ofrecen asistencia orientada a la desintoxicación, a la deshabituación del alcohol, a la rehabilitación de hábitos saludables y al seguimiento de otras patologías que pudiesen estar asociadas al consumo de alcohol. En estos centros también se realizan actividades socioeducativas orientadas a la Incorporación social de la persona, como puede ser la formación profesional.

“En estos recursos”, ha señalado Sánchez Rubio “se encuentran en este momento en tratamiento por alcoholismo 9.459 personas, 7.631 hombres (81%) y 1.828 (19%) mujeres”. En los diez meses del presente año, se han admitido a tratamiento a 5.280 personas por alcohol, siendo ésta sustancia desde hace cuatro años la que mayor número de admisiones genera en el sistema (el 30,8%). De ellos, 4.307 (82%) eran hombres y 973 (18%) mujeres.

Junto a estos dispositivos, la titular de Igualdad y Políticas Sociales ha destacado la labor desarrollada por familiares y amistades, que junto con las asociaciones y grupos de autoayuda constituyen el sistema de ayuda natural a las personas dependientes.

PREVENCION 

La Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años de toda España (ESTUDES 2012/2013) que publica con carácter bienal el Plan Nacional sobre Drogas, establece la edad media de inicio de consumo de bebidas alcohólicas en 13,9 años, situándolas entre las drogas de inicio más tempranas.

Para hacer frente a estos datos el Gobierno andaluz puso en marcha el año pasado una campaña de prevención centrada en el consumo de alcohol en menores, dirigida a padres y madres y se trabaja codo con codo con profesionales del ámbito educativo para que el alumnado andaluz desarrolle hábitos y costumbres saludables. Desde el año 1997, con la colaboración de la Consejería de Educación, se vienen desarrollando programas de prevención de las drogodependencias y adicciones dirigidos al alumnado escolarizado en los niveles de primaria, secundaria y bachillerato.

Para el curso 2015/16, dos programas Creciendo en Salud y Forma Joven en el Ámbito Educativo con el objetivo de promover, entrenar y capacitar a las personas para el desarrollo de habilidades cognitivo-conductuales que, de forma adaptada a cada edad, les permitan el desarrollo de estilos de vida saludables.

Junto a los anteriores, el pasado año comenzó a desarrollarse también el Programa Servicio Responsable, dirigido a los empresarios y empresarias del sector hostelero, así como profesionales que desarrollan su trabajo en el ámbito de la hostelería y a las personas que utilizan los locales de hostelería. Las acciones se concretan en sensibilizar y formar al empresariado y a quienes trabajan en el sector hostelero para que adquieran los conocimientos y las habilidades necesarias que les posibilite actuar como agentes de prevención, evitando o minimizando los riesgos que el consumo abusivo de alcohol conlleva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *