Martes, 21 Noviembre, 2017

            

La juez remite a Justicia la denuncia de Juana Rivas por presunto maltrato

Ha sido traducida al italiano y debe ser tramitada ante los tribunales de Italia

Imagen de archivo de Juana Rivas |
EP


image_print

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Granada ha enviado al Ministerio de Justicia la última denuncia por presuntos malos tratos interpuesta en julio de 2016 por Juana Rivas, la madre de la localidad granadina de Maracena ilocalizable tras no entregar a sus dos hijos al padre, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito doméstico, la cual ha sido traducida al italiano y que debe ser tramitada ante los tribunales de Italia.

En una exposición razonada, con fecha 3 de agosto, de la que ha informado este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la juez, conforme al convenio bilateral entre España e Italia de los años 1959 y 2000, da trámite a la denuncia presentada por Juana Rivas el 12 de julio de 2016 por los supuestos hechos ocurridos cuando convivía con su excompañero sentimental, Francesco Arcuri, y sus dos hijos en Calaforte (Italia), entre junio de 2013 y mayo de 2016.

El denunciado es italiano y reside en dicho país, señala este oficio, al que ha tenido acceso Europa Press, que cita también el auto acordado en fecha 20 de julio de 2016 en que se manifiesta “la falta de jurisdicción de los tribunales españoles para el conocimiento de los hechos denunciados”.

A continuación, prosigue el texto de fecha 3 de agosto, se acordó remisión de copia de la denuncia a la autoridad italiana conforme al Estatuto de la Víctima, que establece que “las víctimas residentes en España podrán presentar ante las autoridades españolas, denuncias correspondientes a hechos delictivos que hubieran sido cometidos en el territorio de otros países de la Unión Europea”. De no ser competentes, las autoridades de un país han de trasladarlas a las del “estado en cuyo territorio se hubieran cometido los hechos”.

En julio de 2016, la juez también señaló, tras manifestar la “falta de jurisdicción” de la justicia española, que la denunciante podía acudir a la autoridad competente –los tribunales italianos–, en un auto que no fue recurrido por ninguna de las partes afectadas, ni por la Fiscalía, ha indicado el TSJA.

El 13 de marzo de 2017, a resultas del escrito presentado por la Fiscalía ese mismo día, la juez emitió una providencia en la que pedía unir a los autos la copia testimoniada de la denuncia a la autoridad italiana, así como ponerla en conocimiento del Juzgado de Instancia 3 de Granada, con comunicación expresa a la Abogacía del Estado, en el procedimiento por supuesta sustracción internacional de menores por el que se investiga a la madre de Maracena.

Según ha especificado el TSJA, la juez tramita desde ese mes la traducción al italiano de la denuncia, requerimiento que reitera en el mes de julio, habiéndose remitido a fecha 3 de agosto al Ministerio de Justicia para darle trámite ante los tribunales italianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *