Martes, 25 de Septiembre de 2018

            

La Joven Compañía presenta, en el Teatro Alhambra, Punk Rock de Simon Stephens

Simon Stephens (1971) es uno de los más brillantes dramaturgos contemporáneos, increíblemente, nunca antes había sido representado en España

Punk Rock | Autor: Javier Naval
Gabinete


image_print

El espectáculo que este sábado llega al Teatro Alhambra dibuja un preciso retrato de los jóvenes de nuestros días, de sus inquietudes y sus miserias, del ecosistema educativo y el futuro difuso que les espera. Utilizando un lenguaje muy rico en matices y un registro casi bipolar, el texto se adentra en el universo de los estudiantes sobresalientes en un mundo que, evidentemente, necesita mejorar. Siete jóvenes, en pleno tránsito hacia la vida adulta, se enfrentan a los exámenes que les abrirán las puertas de la universidad y les permitirán huir del suburbio industrial en el que han crecido. La presión es máxima y cada uno deberá lidiar con ella a su manera. Pero no todos están preparados para soportarla…

José Luis Arellano, el director, declara: Es muy difícil hablar de Punk Rock sin contar parte de su anécdota, y sin destripar una experiencia teatral que no quiero sustraer a nadie. Sin embargo, sí puedo hablar de lo que me motivó a elegir este texto. Un texto violento y bello que recoge en su esencia la brutalidad y el miedo de ser adolescente.

Un grupo de jóvenes inteligentes, encerrados en una biblioteca, se preparan para sus exámenes finales y más allá, para decidir qué van a ser en el futuro. La presión del sistema educativo, familiar y social hace que algunos comportamientos se salgan de la norma, y la violencia se desate en su pequeño ecosistema. La violencia, como algo implícito en la esencia del joven; la angustia y la frustración que nos impelen a realizar actos sólo justificables en la oscuridad que provoca el miedo; el deseo incontrolable como lenguaje oculto en los pliegues del alma, y la necesidad de existir, de ser, en un mundo que se nos descompone y al que no tenemos más remedio que plegarnos o escapar. Huir hacia un lugar desconocido. Todo esto es Punk Rock, pura esencia adolescente, pura energía juvenil.

Frente a nuestros ojos, los siete jóvenes que componen este retrato actual del mundo se nos presentan como un espejo del que es imposible escapar. Cualquiera se puede sentir identificado. Cualquiera es susceptible de ser golpeado por ellos. Os invito a todos, a los que fueron jóvenes y a los que lo son, a un viaje sin retorno a aquella edad en la que todo era blanco o negro, y donde el dolor se colaba en las entrañas del intestino como un grito ahogado.

Uno de los personajes de la historia dice, “todo lo que hacen los seres humanos termina mal”. Deseo que este grito de horror de Punk Rock se convierta en una pequeña lección que nos haga reconvertir esa sentencia en la de otro personaje que contesta: “Podemos educarnos los unos a los otros”. Este es mi deseo, que en esta lucha descarnada por sobrevivir podamos educarnos los unos a los otros. Y si no, quién sabe… Punk Rock.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.