Martes, 12 Diciembre, 2017

            

La instrucción del caso Serrallo, pendiente de informes policiales sobre el perjuicio económico

Los hechos se remontan a 2006, cuando se otorgó concesión administrativa para la realización de un parque de atracciones infantil junto al Serrallo Plaza

Centro Comercial Serrallo
E.P.


image_print

La instrucción del llamado ‘caso Serrallo’, en el que está investigada la que exconcejal de Urbanismo Isabel Nieto (PP) por la construcción de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar en una zona verde junto al Centro Comercial Serrallo Plaza, está pendiente de nuevos informes policiales sobre el perjuicio económico que pudo suponer esta operación urbanística.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investiga el asunto, también tiene pendiente resolver la solicitud que ha realizado la representación legal del Ayuntamiento de Granada de que se adopte la medida cautelar de suspender provisionalmente –hasta que se dicte una resolución firme al respecto– la actividad en la sala de fiestas y el quiosco construido en la zona, según han detallado a Europa Press fuentes del caso.

Una vez que la magistrada analice la documentación policial con la valoración económica del perjuicio económico de esta operación, deberá decidir si continuar con la instrucción, de cara a abarcar nuevas líneas de investigación y sumar nuevos investigados, o darla por concluida.

En este sentido, las diligencias de investigación penal abiertas podrían transformarse en procedimiento abreviado, es decir, el paso previo al juicio.

La exconcejal de Urbanismo, que también está investigada en el llamado ‘caso Nazarí’, declaró por este asunto el 10 de diciembre del año pasado en el Juzgado, donde defendió la legalidad de su actuación y se mostró convencida de que la causa “se archivará”.

Tras declarar durante aproximadamente tres horas, negó que en este caso haya habido “un pelotazo” por parte del concesionario, en tanto que se ha hecho un estudio económico en el que ha quedado demostrado “que ha sido perjudicado”.

Matizó además que el pliego de condiciones exime al Ayuntamiento de Granada de “toda responsabilidad”, pues “todo era a riesgo y ventura del concesionario; cambiar los columpios, poner una discoteca o si sale mal el negocio, el Ayuntamiento está blindado”.

Fue la Fiscalía la que en febrero del pasado año denunció a un promotor inmobiliario y a cinco altos cargos de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada por posible delito contra la ordenación del territorio y prevaricación urbanística en la citada operación junto al centro comercial Serrallo Plaza.

El Ministerio Público abrió una investigación por este caso después de que un particular, exfuncionario de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, denunciara posibles delitos urbanísticos en el sistema general de espacios libres.

Los hechos se remontan a 2006, cuando se otorgó concesión administrativa para la realización de un parque de atracciones infantil junto al Serrallo Plaza. El objeto de esa concesión fue sin embargo “modificado sucesivamente a través de alteraciones del proyecto de urbanización” que debía concretar las obras a desarrollar en el parque, incorporando incluso varias edificaciones “sin solicitar licencia para ello”, según sostiene la Fiscalía.

El caso Serrallo se suma a la llamada Operación Nazarí, en la que fueron detenidos tanto Nieto como el exalcalde de Granada José Torres Hurtado (PP), además de funcionarios y empresarios, por su supuesta implicación en una trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Granada.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Vaya novedad. Ninguna. Por que no dicen que el denunciante es Jacobo de la Rosa y que todo se hizo cuando el era director de urbanismo. Y que denunció cuando se fue cabreado por que ya no controlaba las licencias. Siempre los mismos denunciantes y nadie los investiga. En el centro de todo. Aparte del tal Jacobo un tal Manuel Navarrete

  2. Hay mucha gente que sabe lo que hacían tanto Nieto como Hurtado en el Ayuntamiento. Ahora además, lo saben algunos jueces. Lo mejor que les puede pasar a los granadinos es que ninguno de los dos se vaya de “rositas” después de las tropelías que han cometido.
    Por fin vamos a poder comprobar si es verdad eso que dicen, que la ley es igual para todos. Yo todavía no me lo creo.