Jueves, 13 de Diciembre de 2018

            

La incidencia de nuevos diagnósticos de VIH desciende en la provincia un 4% en el último año

Continúa así la tendencia a la baja que se viene constatando tanto en infecciones como en casos de SIDA

VIH | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La incidencia de nuevos diagnósticos de VIH en Granada descendió un cuatro por ciento en 2017 con respecto al año anterior, continuando así la tendencia a la baja que se viene constatando tanto en infecciones como en casos de SIDA.

Durante los actos del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, en los que ha participado la consejera de Salud, Marina Álvarez, ésta ha manifestado que “esta jornada debe servirnos para recordarnos la necesidad de no bajar la guardia, ni la sociedad ni la administración” y que es fundamental “seguir avanzando en materia de prevención, especialmente entre la población joven, ya que el 31,9 por ciento de los nuevos casos diagnosticados se ha producido en personas menores de 30 años”.

Así, ha recordado que el preservativo no es sólo la mejor protección contra esta infección, sino que también evita embarazos no deseados y otras infecciones de transmisión sexual, ha informado la Junta en una nota de prensa.

Concretamente, en 2017 se notificaron en Granada 60 nuevas infecciones por VIH (62 en 2016), lo que supone una tasa de incidencia de 6,57 casos por 100.000 habitantes, y un descenso respecto a los dos años anteriores, ya que estas tasas fueron de 6,77 en 2016 y de 8,18 en 2015, por 100.000 habitantes. De estos nuevos diagnósticos de VIH, el 88,3 por ciento ocurrió en hombres granadinos y el 11,7 por ciento en mujeres.

La categoría de transmisión más frecuente fue la de hombres que tienen sexo con hombres, un 46,7 por ciento del total, seguida de la transmisión heterosexual, un 25 por ciento, y de la que afectó a usuarios de drogas por vía intravenosa, un tres por ciento. La transmisión madre-hijo supuso el 1,7 por ciento.

Además, en 2017 se notificaron en Granada cinco nuevos casos de SIDA, todos ellos en hombres, lo que supone una tasa granadina de incidencia de 0,55 casos por 100.000 habitantes.

La tasa andaluza asciende a 0,91 por 100.000 habitantes, siendo inferior a la registrada en España (1,2 por 100.000 habitantes). Estas cifras significan, además, que se ha producido un descenso en el conjunto de la comunidad de alrededor del 94 por ciento desde 1994, año en que se alcanzó el pico máximo de casos (1.195 casos).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.