Lunes, 23 Octubre, 2017

            

La imagen histórica que los chinos llevan 25 años sin poder ver

Es una imagen histórica que ha dado la vuelta al mundo y que sigue llamando a la reflexión: un ciudadano desarmado enfrentado a toda una columna de carros de combate del régimen chino en la plaza de Tiananmen de Pekín, el escenario hace 25 años de una matanza con miles de muertos.

E.P


image_print

Los ciudadanos chinos no han podido ver esta instantánea nunca desde su propio país. No pudieron verla entonces, en junio de 1989, y tampoco pueden observarla ahora desde Internet ni aparece en la prensa y los medios de comunicación estatales. La censura china ha permitido durante 25 años que una de las imágenes más icónicas de la matanza de Tiananmen siga silenciada para la población del gigante asiático.

Con motivo del vigésimoquinto aniversario de los hechos, Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha lanzado una campaña para “mostrar la intensidad de la censura y la propaganda en China”, con la instantánea censurada como imagen de portada. La información sobre la masacre, al igual que esa histórica foto, “sigue siendo inaccesible para el pueblo chino”.

El autor de esta histórica fotografía fue el fotógrafo estadounidense Jeff Widener, que tomó la instantánea para la agencia norteamericana Associated Press y que ha contado cómo lo hizo en una entrevista concedida hace unos días a la cadena de radio alemana Deustche Welle.

EL ‘HOMBRE DEL TANQUE’

“Associated Press me pidió que cubriera los sucesos de la plaza Tiananmen cuando ésta ya había sido ocupada por los militares. El mejor lugar para hacer tomas de la plaza era el Hotel Beijing. Con la ayuda de un estudiante estadounidense, entré al hotel y subí a un balcón del quinto piso. Desde ahí pude hacer muy buenas fotos. Al final de la jornada no sólo había cumplido con el encargo que me hicieron; también había tomado la foto del ‘hombre del tanque'”, ha explicado.

25 años después de la matanza de la plaza de Tiananmen, Rerporteros Sin Fronteras ha denunciado la censura imperante en China y ha subrayado que el artículo 35 de la Constitución china, el que reconoce las libertades de prensa y de expresión, sigue siendo incumplido por el régimen comunista. El Gobierno también se salta el artículo 41 de la Carta Magna, que establece que “todo ciudadano tiene derecho a criticar a los funcionarios del partido o a revelar sus fechorías” y que “nadie tiene derecho a borrar dicha información”.

“El Gobierno chino continúa vulnerando la Constitución. Los medios oficiales difunden su propaganda. Todos los periodistas están sometidos a una fuerte censura. Es imposible investigar libremente sobre la vida política, económica o social de China. En Internet, el Partido Comunista ha puesto en marcha un sistema informático de censura, comunmente llamado “La Gran Muralla electrónica”, que filtra los contenidos contrarios a la línea oficial”, ha denunciado RSF.

La ONG ha asegurado que conforme se acerca la fecha del aniversario de Tiananmen, el 5 de junio, “aumentan las detenciones de disidentes, periodistas y blogueros”. “El Gobierno chino reinstaura la siniestra tradición de las “confesiones públicas”, como en los días de Mao Zedong”, ha afirmado RSF, antes de pedir al presidente chino, Xi Jingping, que defienda la Constitución de su país.

China ocupa el puesto número 175 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que publica cada año RSF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *