Lunes, 21 Agosto, 2017

            

La hora de la verdad para el Coviran Granada

Quedan siete jornadas de campeonato regular y el conjunto rojinegro depende de sí mismo para lograr el ascenso directo a LEB Oro

Carlos Corts durante un partido de esta temporada | Foto: Antonio L. Juárez
Daniel Sánchez-Garrido @Danisgr


image_print
El Coviran Granada afronta el último mes y medio de competición liguera, que finalizará el próximo fin de semana del 22-23 de abril. Quedan siete jornadas para luchar por el primer puesto y conseguir el ascenso directo a LEB Oro y el conjunto rojinegro ha conseguido una de las claves más importantes para lograrlo: depender de sí mismo ante sus grandes rivales en este tramo final: Sammic, Cambados y Lucentum.

Aún queda camino por recorrer y en LEB Plata siempre hay sorpresas, pero el equipo dirigido por Pablo Pin ha dado muestras de que se encuentran perfectamente capacitados para conseguirlo. Las rotaciones que ha ido gestionando Pin durante el curso se verán reflejadas ahora. La plantilla al completo ha tenido minutos, sobre todo once de los trece jugadores (Germán Martínez y Edu Pérez son los que menos minutos han jugado). Todos los efectivos están bien de energía y sin sobrecarga de partidos, a diferencia de la pasada temporada, sin ir más lejos.

De las siete jornadas restantes, cuatro se disputarán en el Palacio de Deportes, una de las grandes bazas del equipo a lo largo de toda la temporada y que tiene que alcanzar la condición de inexpugnable de aquí a finales de abril. Cada partido será un choque clave para firmar el objetivo, pero algunos compromisos sobresalen: asaltar Alicante en el duelo directo ante Lucentum y no dejar escapar la victoria en la visita al Palacio de Sammic (actual líder).

Pero si algo ha enseñado la LEB Plata en estos dos años es que no hay que infravalorar a nadie. Este fin de semana es el primer paso de los siete que tienen que dar los granadinos. El Coviran visitará al colista de la categoría, el Zamora, equipo que dio la sorpresa en la primera vuelta logrando el triunfo en el Palacio del Zaidín.

Esta jornada también destaca por el choque que enfrentará a Lucentum y Sammic en Alicante. Una ‘final’ entre dos candidatos al ascenso. Contando con el triunfo del Coviran en Zamora, y la victoria del Cambados (recibe al Alcázar), la otra carta de esta baraja, si gana Lucentum, se establecería el ‘cuatriliderato’; si gana Sammic, Lucentum quedará tocado con un triunfo menos. De darse el posible empate, mucho que ver en el ascenso tendrían los enfrentamientos ante Lucentum y Sammic posteriormente, con el objetivo de que el Coviran tenga el basket-average ganado a todos sus rivales y un buen número de victorias en una posible miniliguilla con tres o cuatro equipos implicados.

Tras Zamora, el Coviran disputará el derbi andaluz ante Aceitunas Fragata Morón, otro duelo muy difícil para los de Pin. Será tras el partido ante los sevillanos cuando llegue uno de los grandes momentos. La visita a Alicante. De ganar allí, se daría un paso de gigante y se ganaría más motivación aún para los siguientes tres choques, los cuales se juegan en parqué granadino.

Dichos partidos serán ante Zornotza, Sammic y Hospitalet. Todos son importantes, pues hay que doblegar a los tres rivales, pero especial importancia tiene el duelo directo ante Sammic. El Coviran terminará la temporada visitando el Pisuerga para enfrentarse al Valladolid, donde se puede concretar el gran sueño de la Fundación CB Granada y todo el aficionado al baloncesto de Granada: volver a ser grandes, volver a ser de Oro, si es que alguna vez se dejó de serlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *