Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

La historia del joven granadino que habló con Luis Salvador sobre su “incoherencia”

Un joven de 16 años se acercó a Salvador al término de la reunión con el PP para preguntarle por su cambio de postura frente a la salida de Torres Hurtado | El líder de Ciudadanos le atendió para explicarle los motivos de su apoyo a los populares

El joven Fernando charla con Salvador al término de la rueda de prensa


image_print

Cinco horas de espera en una recepción de hotel pueden dar para muchas anécdotas a un nutrido grupo de periodistas. Sin embargo, uno de los momentos de la jornada de ayer lo dejó un joven de 16 años que ‘montó guardia’ junto a los profesionales de la información sin otro interés que el de conocer, de primera mano, qué era aquello tan importante que se estaba cociendo en la política granadina. “Lo he visto por Twitter y he venido”. Es la sencilla explicación que da Fernando para un gesto al que él resta importancia, que un chavea de su edad no solo se interese por la política, sino que pase la tarde del viernes a la espera de encontrare con quienes la ejercen en su ciudad.

“¿Tú donde escribes? ¿Eres fotógrafo? ¿Qué han dicho ya? ¿Van a tardar en salir? ¿Por qué ha cambiado Ciudadanos de idea?”. Fernando no se guarda las preguntas, las desparrama con una envidiable naturalidad fruto de quien genuinamente quiere conocer. Y no, no quiere ser periodista, de hecho, el joven se plantea cursar en un futuro la doble titulación de Empresariales y Derecho.

Pero mientras ese momento llega, Fernando tiene una pregunta para Luis salvador: “¿Por qué esa incoherencia?”. Para este aficionado a la política local, el último movimiento de Ciudadano le ha pillado desprevenido. Y no ha sido el único. A media Granada le ha cogido por sorpresa el acuerdo de última hora entre el PP y Ciudadanos, dado que José Torres Hurtado será hoy investido nuevamente alcalde de la ciudad, incumpliendo así la condición impuesta por Salvador.

Así que, sin tapujos, Fernando esperó junto al resto de periodistas a que la reunión entre las dos formaciones terminara tras lo cual, el adolescente se situó en un discreto segundo plano mientras que la nube de periodistas le realizaba el interrogatorio de rigor a los dos protagonistas, unos sonrientes Santiago Pérez y Luis Salvador que acaban de sellar el presente inmediato de la ciudad de Granada. Los periodistas, aunque lanzamos numerosas cuestiones a los dos políticos, no debimos calmar la sed de respuestas de Fernando, que tras el fin de la rueda de prensa se plantó ante Luis Salvador para cuestionarle sobre su postura…

Y allí estaba el joven Fernando, con su polo arrugado y sus pantalones de uniforme de instituto, preguntando a las claras por su “incoherencia” a quien acababa de aupar al PP al poder. Él, Fernando, el estudiante granadino de 16 años, estaba sintetizando muchas de las preguntas que ayer, hoy y durante muchas de las semanas venideras se irán generando entorno a la decisión de Luis Salvador: ¿renovar un gobierno que lleva 12 años en el poder es “el cambio”? ¿Eran necesarias las numerosas reuniones mantenidas durante esta semana? ¿Por qué esperar hasta el viernes para cerrar el acuerdo? ¿En qué queda todo lo hablado con el PSOE? ¿Será Ciudadanos capaz de “transformar” la política municipal? ¿Se irá Torres Hurtado en noviembre? ¿Quién vendrá a sustituirle?

Son preguntas legitimas que podría tener Fernando… o cualquier otro granadino que se interese por el devenir de esta ciudad, un destino que ha estado en las manos de Ciudadanos durante dos semanas. La famosa llave de gobierno era una carga pesada y Salvador era consciente de que, hiciera lo que hiciera, no podría contentar a todo el mundo. Ese era el riesgo, ser tachado de “incoherente”.

Ahora, más allá de las explicaciones dadas ayer, tanto a la formación de Luis Salvador como al PP, le queda el más complicado de los trabajos, hacer que vuelva a tener sentido Granada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *